ESTIMACIONES AGRÍCOLAS

La sequía y la suba de los costos del campo impulsa el regreso de la soja

El área de siembra para la campaña que comenzará a fines de agosto sería un 11% más extensa que en la campaña anterior. ¿Por qué la soja volvería a ser la elegida?
La siembra de soja le ganaría terreno al maíz. Los especialistas hablan de una contrapartida.

La siembra de soja le ganaría terreno al maíz. Los especialistas hablan de "una contrapartida".

En un contexto de incertidumbre por el valor del dólar y el precio de los insumos agrícolas, los productores analizan fríamente hacia qué cultivos lanzarse en la campaña que se viene. Y los datos que recopiló la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) marcan que en la zona núcleo de la Pampa Húmeda la soja volvería a estar en consideración creciente, dado su mejor competitividad en materia de costos que otros sembrados. “En la región el aumento en la superficie sería de un 11%”, remarcaron.

“La soja 2022/23 apunta a los 5 millones de hectáreas (Mha) en la región tras haberse sembrado el hectareaje más bajo de los últimos 15 años en la región”, analizaron los técnicos de BCR. ¿Y por qué vuelve la oleaginosa con fuerza a la región? Entre los principales factores destacaron el clima, los costos y la disponibilidad de insumos y la incertidumbre económica que vive el país.

En zonas como Cañada de Gómez, en el corazón productivo de Santa Fe, el relevamiento arrojó pronósticos de lluvias poco alentadores y altos costos de insumos, que inciden en una baja de la intención maicera.

“En esta campaña la superficie sembrada con trigo fue un 20% inferior a la pasada, y el maíz también será un 20% menor. Vamos a tener un fuertísimo crecimiento de soja de primera en nuestra en zona”, explicaron los autores del relevamiento, que agregaron: “Los productores están pensando en una gran siembra de soja por la incertidumbre económica y política”, dijeron en la zona de Bigand.

Soja superficie .jpg

Se trata de una zona que venía castigada por la sequía. Allí, como en gran parte del centro de la región núcleo los rindes maiceros fueron muy por debajo de lo que se esperaba de la gramínea. Y en este panorama explicaron que “la incertidumbre pesa más todavía y es dónde se daría el mayor crecimiento de soja con un 15 a 20”.

A mediados de abril ya se contemplaba un cálculo que mostraba la complejidad que vivían los productores que se lanzaban a la siembra de trigo en campos alquilados, una de las razones que completa el cuadro de análisis a la hora de las decisiones agrícolas. En muchos casos, según un relevamiento de la Bolsa de Cereales de Bahía Blanca, el campo alquilado para siembra de trigo representaba una pérdida para los productores.

“Con soja de primera los productores tienen menos inmovilización de capital en el arranque. Es también la opción más sencilla para los productores que quedaron con menos reservas como consecuencia de la última sequía. El maíz perdería un 15%”, compararon. En localidades como Bombal estiman que la suba del área con soja será de un 15% mayor respecto a la campaña anterior. La menor inversión y la incertidumbre favorecen la siembra de soja.

¿La desventaja? Para los ingenieros agrónomos se interrumpiría la rotación de cultivos que se venía haciendo.

precipitacion acumulada .jpg

Buenos Aires ya en alerta por la sequía

Al menos la mitad de la zona núcleo que comprende a Buenos Aires ya está “en rojo”. La falta de agua sigue expandiéndose sobre el norte, el centro y el bonaerense, algo que no se veía en los últimos quince años.

“Aunque llama la atención la falta de agua desde junio, el problema viene de antes y es el otoño seco y el exigente verano pasado. El otoño del 2022 le debe al 60% del territorio bonaerense entre 100 y 200 mm respecto a lo que sucedía un año atrás. Lo único bueno es que en sur bonaerense el otoño dejó 60 a 100 mm más”, precisaron.

“Los pronósticos no muestran precipitaciones significativas para los próximos días. Probablemente, este sea el escenario que se mantendrá por el resto de julio. Las condiciones previstas dificultan que se pueda recuperar, aunque sea en parte, el déficit arrastrado durante el último bimestre”, explicó el Dr. Aiello.

Se habló de
s