Header-Crypto-Cat-notas
Finanzas globales

Dólar digital: qué son las CBDC y por qué Estados Unidos piensa en crear la suya

No es el único, China y la Unión Europea ya trabajan en sus propias monedas digitales. Cuál es la diferencia con el dinero tradicional y qué buscan los gobiernos con su creación. ¿Es lo mismo que una criptomoneda?
Redacción A24com
por Redacción A24com |
CBDC: Estados Unidos

CBDC: Estados Unidos, China, la Unión Europea y otros 100 países trabajan para lanzar su moneda digital.  

Las criptomonedas, y el Bitcoin en particular, crecieron de una manera exponencial en los últimos años. Su expansión y aceptación en todo el mundo encendió las alarmas en los organismos financieros tradicionales que, ante la pérdida de poder, buscan nuevas herramientas para extender su control sobre el dinero.

Consciente de esta situación, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, ordenó al Departamento del Tesoro, el Departamento de Comercio y otras agencias que evalúen los riesgos y beneficios de crear una moneda digital, un dólar digital del banco central, así como también otros aspectos vinculados con el desarrollo de las criptomonedas, cuyo mercado superó los 3 billones de dólares en 2021.

Los analistas ven en esta medida un claro reconocimiento al auge de las cripto y sus posibles consecuencias para los sistemas financieros globales. Otros, en tanto, alertaron de lo delicado de la iniciativa ya que la creación de un dólar digital tendría implicancias muy profundas para el país cuya divisa es la principal moneda de reserva mundial.

De cualquier manera, la iniciativa de estados Unidos no es la única ni la primera. Otros países, como China, o bloques como la Unión Europea comenzaron a trabajar en el desarrollo de sus propias monedas digitales. Y cerca de otras 100 naciones analizan su implementación.

Joe Biden.jpeg
Dólar digital: el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, analiza la posibilidad de que su país tenga una moneda digital. 

Dólar digital: el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, analiza la posibilidad de que su país tenga una moneda digital.

Qué es una moneda digital

Una moneda digital o CBDC por sus siglas en inglés de Central Bank Digital Currency (en español, Moneda Digital de Banco Central), es una forma de dinero fiduciario digital emitido por el banco central de un país y, por ese motivo, con valor de curso legal en esa nación.

La irrupción y crecimiento de las criptomonedas y la tecnología blockchain crearon un mayor interés por las sociedades sin efectivo y las monedas digitales. Por lo que, si finalmente se implementan, estas monedas digitales tendrían el respaldo del gobierno que las emitiera, al igual que el dinero fiduciario.

No obstante, la diferencia entre una moneda digital y la tradicional es que la primera permite la tenencia de dinero sin necesidad de apoyarse en una cuenta bancaria o de otro tipo. Es decir, va mucho más allá de los métodos de pago digitales vigentes.

El dinero fiduciario es una moneda emitida por el gobierno de un país. Tradicionalmente, se presenta en forma de billetes y monedas. Se considera una forma de moneda de curso legal que puede utilizarse para intercambiar bienes y servicios.

En la actualidad, la tecnología permitió a los gobiernos y a las instituciones financieras pasar del dinero fiduciario físico a un modelo fiduciario basado en el crédito, en el que los saldos y las transacciones se registran digitalmente.

¿Una CBDC es una criptomoneda?

El concepto de las CBDC no es nuevo, al igual que el de las criptomonedas. En 1985, James Tobin, en su trabajo “Financial innovation and deregulation in perspective”, realizó la primera mención de una moneda digital. Quizás ahora, aquella idea encuentre el contexto apropiado para su concreción.

Pero, las CBDC tampoco son criptomonedas, ni mucho menos Bitcoin. Son una especie de híbridos generadas por los países centrales preocupados de cierta manera por la aceptación de las cripto y su sistema descentralizado, lo que podría derivar en la pérdida del poder económico y financiero del mundo como se lo conoció hasta ahora.

En resumen, la moneda digital sería el equivalente desmaterializado de las monedas y billetes actuales, que son en realidad créditos directos a los bancos centrales. Por lo que, si la moneda digital es oficial, podría ser usada sin pasar por la intermediación de un banco, lo cual es necesario actualmente para estas monedas digitales.

Monedas digitales.jpg
Las CBDC son diferentes a las criptomonedas, como Bitcoin. 

Las CBDC son diferentes a las criptomonedas, como Bitcoin.

De hecho, el dólar digital que imagina la gestión de Biden sería una nueva forma de dinero digital. Se trataría de la digitalización de la moneda emitida por la Reserva Federal de Estados Unidos para liberarlo de riesgos sistémicos sin la necesidad de tener una cuenta en el banco.

Monedas digitales: objetivo y características

A su vez, según los expertos del ecosistema cripto, las Monedas Digitales de Bancos Centrales serían lo contrario a una criptomoneda que, por definición, no tiene una organización centralizada que las emite y controla.

Es decir, el objetivo de las CBDC es ofrecer privacidad, transferibilidad, comodidad, accesibilidad y seguridad financiera. Sin embargo, a diferencia de una criptomoneda descentralizada, la CBDC también proporciona al banco central de un país los medios para aplicar políticas monetarias que proporcionen estabilidad, controlen el crecimiento e influyan en la inflación.

Es decir, las CBDC buscan darle un nuevo rostro al dinero fiduciario y, junto a otras funcionalidades similares a las criptomonedas, responden a las necesidades del mundo actual. Pero todo ello sin dejar de ser un mecanismo de control que permanece en manos de los gobiernos.

CBDC: ventajas y desventajas

Entre los pros que se pueden encontrar en las CBDC, se destacan:

  • Una CBDC permite la creación de sistemas de pagos, emisión de dinero, y control del mismo de una forma mucho más eficiente, incluso en tiempo real. Esto es algo imposible de realizar con la tecnología actual.
  • Las CBDC pueden abrir las puertas a una mayor inclusión financiera de los ciudadanos de un estado, gracias a que sería posible crear monederos de CBDC de forma mucho más simple.
  • Generaría una mayor competencia en las empresas del sistema de pago, lo que reduciría las tarifas de las mismas.
  • Mejoran herramientas para generar una política monetaria más sana.

No obstante, entre los puntos desfavorables, se pueden enumerar:

  • No existe una legislación clara aún sobre cómo serán emitidas y controladas las CBDC.
  • Existe conflicto entre derechos y libertades individuales, el uso de las CBDC y su capacidad para el espionaje de los ciudadanos.
  • El hecho de que sean sistemas completamente digitales abre la posibilidad de que puedan ser manipulados por hackers.
Se habló de
s