Suba de precios

Inflación: cuáles son los alimentos que más se dispararon desde que empezó el año

El IPC que mide el INDEC en abril fue del 4,1%. Si se analiza de manera interanual alcanzó 46,3%. La opinión de especialistas.
por Julia D´Arrisso |
Las subas de la leche

Las subas de la leche, productos lácteos y huevos; aceites, grasas y manteca; café, té, yerba y cacao; pan y cereales; y carnes y derivados fueron las que más incidieron (Foto: archivo).

Los suba sostenida de precios se mantiene en abril. La inflación que mide el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) se ubicó en 4,1% en el cuarto mes del año, acumula 17,6% en el cuatrimestre y persiste la dificultad en contener los incrementos en el sector alimenticio.

El Indec informó que la división alimentos y bebidas no alcohólicas creció 4,3% en abril, unas centésimas por encima del nivel general e incidieron principalmente las subas en leche, productos lácteos y huevos; aceites, grasas y manteca; café, té, yerba y cacao; pan y cereales; y carnes y derivados. Además, expresó el organismo, se observaron alzas más moderadas y bajas en frutas y verduras, tubérculos y legumbres.

A partir de esto, A24.com detectó a través de cifras oficiales los diez productos de la canasta básica que incrementaron más sus precios durante los primeros cuatro meses del año. En este sentido, los primeros tres alimentos que más aumentaron fueron la lechuga (subió 80% desde diciembre hasta abril), la naranja (78%) y el tomate (58%).

A eso le sigue el litro de vino, que avanzó un 43%, el queso sardo –creció un 40%-, el filet de merluza fresco –subió 38%-. La lista la completan el queso cremoso -38%-, el queso pategrás -34%-, la manteca -30%- y la leche entera -33%-.

Embed

A la hora de entender las cuestiones que motivan las subas de precios, en el caso de las verduras y frutas, los especialistas destacan que ese rubro suele variar por cuestiones estacionales, y que incluso fuera de época, los precios se pueden acomodar.

En el caso de los productos lácteos, Fundación Agropecuaria para el desarrollo de Argentina (Fada) publicó un análisis en el que explicó que, entre febrero y agosto del año pasado, el rubro productos lácteos subió 8% y alimentos 23,8%, por lo que existió un cierto “desfasaje” que explicaría el incremento actual.

“Esto muestra el atraso de precios que presenta la leche, en comparación a otros productos de la canasta alimentaria y de la propia inflación. Este efecto puede estar condicionado, en parte, por el programa de Precios Máximos, donde el precio de productos como la leche está controlado, impactando negativamente a lo largo de la cadena por el desfasaje que produce entre precios y costos”, describe el informe.

Precios acelerados

Para entender por qué la inflación de abril se ubicó en 4,1%, según el Indec, Matías Rajnerman, economista jefe de Ecolatina, expresó: “Es muy preocupante. Si esto se traslada a todo el año, tendríamos un 62,5% de inflación. Nosotros proyectamos un 45%, es decir, esperamos que haya una desaceleración que vaya más hacia el 3%”.

“Esto es muy parecido a la inflación de 2018 y 2019, pero es más preocupante porque se están pisando el dólar y las tarifas. Hay muchos factores pequeños que están ayudando a la inflación: la cuestión internacional, ya que la inflación en Estados Unidos se aceleró al 0,8%, que para ellos fue el dato más alto desde 2008, por la suba de commodities; también hay muchos importadores que tienen que ir al dólar paralelo; y empieza a impactar lo que se emitió el año pasado”, explicó el especialista.

Y agregó: “2021 parece que va a ser parecido a 2019. El numero va a ser relativamente parecido, pero creo que va a ser más preocupante porque ahora los precios relativos se están atrasando”.

Por su parte, Federico Pablo Vacalebre, profesor Universidad del CEMA destacó la importancia de observar la inflación núcleo, que no toma en cuenta cuestiones reguladas y que se ubicó en 4,6%. “En un año en que recobrar el poder adquisitivo es importante, se ven los efectos de una devaluación sin haberla visto”, dijo en diálogo con A24.com.

“Estás viendo el descongelamiento de algunos productos y servicios que tienen que ver con los combustibles, la educación, recreación y cultura. Hay una aceleración producto del aumento de la velocidad de circulación de los billetes, ya que el año pasado con subsidios, programas como el ATP y asistencias, se asistió con dos billones de pesos a Tesoro. La inflación, a medida que se empezó a flexibilizar la economía, empezó a subir y esa asistencia financiera al Tesoro nacional empezó a levantar vuelo”, consideró.

Visualización: Ignacio Ferreiro