icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ESPECTÁCULOS

Twin Peaks y las temporadas originales, ¿cómo fue su origen?

Twin Peaks y las temporadas originales, ¿cómo fue su origen?
Twin Peaks y las temporadas originales, ¿cómo fue su origen?

Así nació hace 30 años la serie de culto que revolucionó el mundo de la investigación policial.

Se cumplen 30 años desde la primera emisión del capítulo piloto de esta serie policial, el primero de muchas temporadas de Twin Peaks. Las dos primeras temporadas llamadas originales y creadas por David Lynch y Mark Frost se lanzaron en la cadena de ABC en los años 90 y 91. Finalmente en el 2017 la productora estrenó la tercera cumpliendo con la frase de Laura Palmer “I’ll see you in 25 Years” (Te veré en 25 años). Por supuesto que, el elenco original, formó parte del lanzamiento.

Protagonizada por Kyle MacLachlan, las temporadas de Twin Peaks, revelan la investigación del agente especial del FBI Dale Cooper quien buscar resolver el asesinato de una adolescente llamada Laura Palmer (interpretada por Sheryl Lee) en la ciudad de Twin Peaks. De allí, el nombre de la serie estadounidense. En la actualidad, todas las temporadas se encuentran vigentes para ser vistas en la plataforma de Netflix.

Las temporadas originales

La serie sigue la historia de Dale Cooper quien es enviado a la ciudad ficticia de Twin Peaks (Washington) para investigar el asesinato de Laura Palmer una estudiante popular de la secundaria. Desde el primer episodio cuando se descubre el cuerpo de la niña envuelto en plástico, los primero ocho capítulos se transformaron en un éxito inesperado.

El misterio y los secretos son los verdaderos protagonistas del caso policial que se mantienen hasta la segunda temporada en donde se logra conocer finalmente quién es el asesino. En el medio, la investigación se ve interrumpida por operaciones que se realizaron sin autorización y el detective se ve envuelto en verdaderos problemas.

Muchas pistas fueron llegando a sus conclusiones pero en el camino, se dejaron otras abiertas que, finalmente tendrían respuesta 26 años más tarde con el estreno de la última temporada. La seducción de la trama con tinte de desconcierto vuelven a atrapar al espectador.

Crímenes reales: el origen

Según lo que se conoce en el mundo cinéfilo, fue el co creador Mark Frost quien se inspiró en un crimen verdadero para dar vida a la serie Twin Peaks. El punto de partida fue el asesinato de Hazel Drew en New York.

Cuando Mark iba de vacaciones con su abuela, ella le relataba misterios y casos folclóricos. Uno de ellos, fue el de Hazel: un misterio sin resolver en donde el cuerpo se había encontrado sin vida a las orillas de un pantano y con todo el cuerpo hinchado.

Fue así como en conjunto a Lync crearon esta trama policial repleta de misterios y encrucijadas. Los detalles del caso real se reflejan en la serie por ejemplo con el cuerpo en la orilla o tratar un caso no resuelto al igual que, cada miembro del pueblo, se convirtió en sospechoso independientemente de su clase social.

Para desglosar la difícil historia, Javier J Valencia publicó un libro llamado Universo Twin Peaks que ayuda muchísimo a conectar piezas a través del análisis. Respecto al origen el escritor cree que hay otro suceso real en el que se basó la trama que pudo haber sido importante “Otro crimen auténtico que podría haber sido influyente en la construcción del relato es el de Nancy Easton que fue asesinada en 1974 en un municipio californiano llamado precisamente Twin Peaks”.

En este sentido la imaginación oscurantista de los creadores sumado a la cruda realidad de casos americanos dieron paso a un proyecto de experiencia televisiva muy cruda para la época.

Por qué fue vanguardia

Hace tres décadas atrás esta producción tuvo furor televisivo y Javier J Valencia tiene su teoría al respecto nuevamente en su libro Universo Twin Peaks: “Aplicaron esa “tridimensionalidad” al género policiaco y se siguió aplicando en series que tuvieron un gran prestigio en su momento como ‘St. Elsewhere’ o ‘La ley de Los Ángeles’. Frost fue muy hábil en llevar ese modelo de narración a ‘Twin Peaks’, dotar de vida a los habitantes de un pueblo —cada uno con sus miserias y alegrías, que cuando se da forma a un guión pasan a ser puras tramas— y encima arreglárselas para que el muy personal estilo de David Lynch brillara con fuerza”.

En este sentido, la serie dejó de lado el modelo autoconclusivo policial que se utilizaba hasta el momento. Tomó argumentos a desarrollar en varios episodios cuyos personajes iban adquiriendo protagonismo a lo largo de la trama. El estilo soap opera o telenovela que venía reservado solo para series de belleza y poder tales como Dallas tomó una dirección opuesta para Twin Peaks.

En este sentido, Javier Valencia habló sobre el impacto que tuvo esta producción: “En un primer momento, en la década de los 90, no tuvo tanto impacto como se predijo durante la emisión de su primera temporada. Sirvió para que se diera luz verde a proyectos que llevaban años buscando ser producidos como ‘Doctor en Alaska’, con la que compartía la visión de las pequeñas comunidades del norte de América y el toque bizarro.”

Ver Twin Peaks implica sumergirse en los primeros pasos del género policial tal cual lo conocemos hoy y dejar que el misterio se apodere de todos los espectadores por tres temporadas seguidas.

En esta nota:
SUBIR

Ovación

NWS

Poder