icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
FARÁNDULA

Muere Álex Lequio, hijo de la reconocida actriz y conductora Ana Obregón, a los 27 años

Muere Álex Lequio, hijo de la reconocida actriz y conductora Ana Obregón, a los 27 años
Muere Álex Lequio, hijo de la reconocida actriz y conductora Ana Obregón, a los 27 años

Tras más de dos años batallando contra el cáncer, Alessandro Lequio ha fallecido en la clínica en el que llevaba algo más de un mes ingresado en Barcelona. Al hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio le diagnosticaron esta enfermedad a principios de 2018 y siempre se ha mostrado muy optimista durante este tiempo que ha tenido el peor desenlace que se podía esperar.

Aless ha estado en todo momento acompañado de sus padres, que no dudaron en trasladarse a la Ciudad Condal para estar a su lado, al igual que su novia, Carolina Monje, con quien mantenía una relación muy discreta desde hacía aproximadamente un año y quien, según el citado medio, le hizo varias visitas en estos últimos días.

Álex Lequio en una imagen de archivo / GTRES

Álex Lequio en una imagen de archivo / GTRES

LOOK13/05/202015:57

Lo intentó hasta el final y nunca perdió la sonrisa, pero al final no pudo ser. Aless Lequio, hijo de Ana Obregón y de Alessandro Lequio, ha fallecido a los 27 años de edad a causa del cáncer que sufría desde hacía dos años, según informa ‘¡Hola!’. El joven tenía tan solo 25 años cuando fue diagnosticado del cáncer contra el que ha luchado en los últimos dos años y medio. Una “dura y larga enfermedad” que no ha podido superar, habiendo fallecido tras varias semanas ingresado en un hospital de Barcelona, donde estaba recibiendo un nuevo tratamiento.

Aless ha estado en todo momento acompañado de sus padres, que no dudaron en trasladarse a la Ciudad Condal para estar a su lado, al igual que su novia, Carolina Monje, con quien mantenía una relación muy discreta desde hacía aproximadamente un año y quien, según el citado medio, le hizo varias visitas en estos últimos días.

A pesar de las continuas idas y venidas a hospitales –recibió tratamiento tanto en Estados Unidos como en Madrid y Barcelona- el joven nunca perdió la sonrisa ni las ganas de trabajar. Muy comprometido con el trabajo y con los suyos, Aless, siempre que las fuerzas se lo permitían, volvía a ponerse a los mandos de su negocio y a convertirse en el motor que su familia necesitaba para no perder el ánimo.

Si bien este ha sido un durísimo golpe para la familia, en estos dos años de enfermedad ninguno perdió la esperanza, sobre todo Aless.

SUBIR

Ovación

NWS

Poder