Coco Basile, durísimo: “Higuaín se cagó en la final contra Alemania”
MundialRusia2018

Coco Basile, durísimo: “Higuaín se cagó en la final contra Alemania”

Qué pasó. “Higuaín se cagó en la final contra Alemania”, dijo Alfio Basile en un testimonio que les dio a los periodistas Héctor Laurada y Julio Martínez para el libro Generación Lío en referencia a la clara situación de gol que tuvo Pipita en la definición del Mundial Brasil 2014, en la que la Argentina terminó perdiendo 1-0 ante Alemania en el alargue.

La frase completa. Basile explicó: “El que quedó más marcado para la gente fue Gonzalo Higuaín. Y no lo quieren porque cuando se recuerda ese Mundial, el gol que erró en el arranque del partido fue para todos el que nos hizo perder el título. Y la verdad es que es difícil explicar qué le pasó, porque de golpe se encontró con la pelota, sin marca y a 20 metros del arco, con todo el terreno para recorrer y elegir tranquilamente dónde colocar la pelota, pero se nubló y no hizo nada de eso, sino que la tiró a cualquier lado. La verdad, sinceramente, no queda bien que diga que se cagó. Pero eso fue lo que pasó. Le pesó la responsabilidad de darse cuenta que estaba a punto de hacer el gol que lo iba a llevar a él y a Argentina a la inmortalidad como campeón del mundo".

Duro con Sampaoli y Bielsa. Basile también criticó a Jorge Sampaoli, actual DT de la Selección, y a Marcelo Bielsa. El Coco dirigió al equipo argentino en dos períodos (1991-1994 y 2006-2008).

Sobre Sampaoli. "A Sampaoli, en el ambiente de los entrenadores, no lo conoce nadie. Porque, entre nosotros, entre colegas, nos conocemos todos. Ya que siempre nos encontramos en distintos congresos que se hacen permanentemente en distintos países de Sudamérica, pero él nunca participó en ninguno. Es increíble cómo llegó a la Selección Argentina. Lo hizo solamente porque nos ganó a nosotros la Copa América con Chile. Recién ahí me enteré quién era".

Sobre Bielsa. "Pero ojo, Bielsa es el técnico más marketinero del mundo. Más que Guardiola y Mourinho juntos. Dirige equipos mediocres para no tener la obligación de salir campeón. Cómo será que cuando tomó al Lille, que no existe, los franceses le televisaban hasta los entrenamientos".