intrusos

El deporte en tiempos de coronavirus: primero la vacuna, después el público

Darío D'Amore
por Darío D'Amore |
El deporte en tiempos de coronavirus: primero la vacuna, después el público

Salvo raras excepciones, el deporte sufre un parate a nivel mundial. Desde los grandes eventos (Champions, Copa América, Eliminatorias, Wimbledon, F-1, NBA, entre otras actividades), hasta las actividades amateurs y recreativas que puede practicar cualquier ciudadano.

El avance de la pandemia, por ahora, no da certezas del regreso a la vida normal, pero ya se trabaja en esa línea.

Hay equipos de fútbol que volvieron a los entrenamientos con muchos recaudos (Bayern Munich, en Alemania, Cobresal, en Chile), Las federaciones de Italia, España, Inglaterra y la propia Conmebol elaboran protocolos sanitarios a cumplir el día que cada uno decida volver a las prácticas deportivas.

En la Argentina hay dirigentes, como Nicolás Russo, presidente de Lanús, que advierte: "una vez que los planteles vuelvan a los entrenamientos, se va a necesitar un mes más para retomar las competencias".

Si bien es cierto que los deportistas hacen actividades en sus casas, es imposible compararlas con las prácticas habituales. Son rutinas evitan subir de peso y perder masa muscular, pero muchos las realizan en un living, lejos del escenario ideal.

Por eso es bueno pensar en el manual de Mostaza Merlo para salir de esta situación e ir paso a paso:

1) estamos transitando el momento de cuidarnos, con deportistas, entrenadores, preparadores físicos, árbitros, dirigentes, trabajadores de los clubes y público, en sus casas.

2) el próximo paso será volver a los entrenamientos de a grupos (como marcamos que ya hacen Bayern Munich y Cobresal), con controles médicos estrictos, protocolos de distanciamiento y desinfección de zonas comunes, entre otras medidas.

3) luego será el momento de volver a la actividad, siempre y cuando los médicos especialistas lo avalen y sabiendo que, igualmente, esto será riesgoso. En este paso, seguramente, el regreso será gradual y no en forma de catarata. Cada deporte, cada federación, asociación o confederación, cada liga evaluará su actividad, escuchará a sus doctores y encontrará el momento oportuno para que sus atletas vuelvan a los escenarios.

En este paso, la TV y las redes sociales serán clave para la conexión del público con su pasión. Es decir, primero el regreso del deporte, los fanáticos deberán esperar para ir a eventos.

4) ¿Por qué deberán esperar? Porque la masificación es sinónimo de contagio. Desde acá nos animamos a pensar que, posiblemente vivamos lo que resta de 2020 sin publico en las tribunas y, creemos, no sería descabellado estirar esta decisión hasta que aparezca la vacuna contra el coronavirus.

¿Sería un escenario inédito? Sin dudas, pero también lo es que mil millones de personas en el mundo estén en cuarentena.

Primero la salud, después los entrenamientos, más tarde el deporte competitivo y, por último, el público en los estadios. Si hay que esperar un año y medio hasta que aparezca la vacuna, deberá ser así y cadenas de TV, en ese lapso, serán la vedette y subirán el rating.

s