Emocionante

El fútbol nos saca lo más argentino que tenemos: exagerar

Hugo Balassone
por Hugo Balassone |
El fútbol nos saca lo más argentino que tenemos: exagerar

En la Argentina no sabemos vivir el fútbol sin exagerar, será por eso que vivimos el descenso como lo peor de nuestras vidas. Culturalmente, significa una deshonra. Parte el alma ver a futbolistas o entrenadores llorando sin consuelo. Los hinchas atraviesan un sentimiento de angustia desgarrador.

“Desciende un club, no un equipo”, afirmó Néstor Gorosito para explicar por qué Tigre jugará la próxima temporada en la B Nacional junto a Belgrano, San Martín de San Juan y San Martín de Tucumán.

El caso Tigre, que en las 3 temporadas que promedian su magro promedio por puntos no hubiese bajado, reabre el debate de la justicia que implican los promedios instaurados en el fútbol argentino luego de la caída de San Lorenzo a comienzos de los 80.

Aquellos que suponían que el promedio fue armado para que los grandes nunca bajen, queda desterrado rápidamente con los ejemplos de Racing, River e Independiente. El sistema de promedios te permite reivindicarte luego de una mala temporada, que suele suceder hasta en tiempos donde los proyectos de los clubes por dificultades económicas, o la construcción de un estadio, no permiten armar un plantel competitivo.

Otro de los puntos que se advierten como contra indicaciones a quitar los promedios son la posibilidad de “entregar” los partidos cuando ya no jugás por ningún objetivo, o desmantelar los planteles cuando queden varios partidos para finalizar la temporada.

Aparece como complejidad moderna, desde que se amplió el cupo de participantes a las copas internacionales, que equipos con presupuestos modestos puedan priorizar jugar la Sudamericana, cuando exista el riesgo de descender por puntos en la misma temporada.

Lo muy “argentino” del tema es que mientras la Superliga no plantea la posibilidad de cambiar el sistema de promedios, la AFA quitará los promedios para los próximos torneos. La misma dirigencia del fútbol argentina con criterios opuestos.

Y para que el desquicio sea mayor, algunos dirigentes de Superliga, mancomunados con algunos de AFA que jugarán una B Nacional con 32 equipos, plantean la posibilidad que haya solo 2 descensos, y no 4 como está reglamentado. Y si el tema llega a votarse podría imponerse dado que San Lorenzo, Estudiantes, Banfield, Argentinos, Lanús, Patronato, Central, Gimnasia y Newell’s arrancan muy complicados, y con un predicamento para acomodar las reglas de acuerdo a sus conveniencias.

Entre promedios y no promedios, con Copa de Superliga o sin ella, con 4 o con 2 descensos en Primera División, el fútbol argentino decide apartarse de la lógica, y ya es recurrente.

s