Causa por presunto espionaje

La estrategia de Macri para evitar declarar en Dolores al menos hasta después de las elecciones

Si se realizara la indagatoria el juez Bava podría dictar su eventual procesamiento en 10 días. La querella mayoritaria advirtió que el ex presidente lleva los plazos procesales al límite para pedir la postergación.
Rosario Bigozzi
por Rosario Bigozzi |
La estrategia de Macri para evitar declarar en Dolores al menos hasta después de las elecciones

El juez federal Martín Bava convocó a indagatoria al ex presidente, porque considera que hay elementos que lo imputan por los seguimientos a un grupo de deudos de los 44 tripulantes, antes de reunirse con ellos en febrero del 2018.

Sin embargo, hasta último momento los abogados de Macri podrían sorprender con un pedido de postergación porque no llegarían a leer el contenido de la causa.

Esta hipótesis la sostiene la querella mayoritaria que reúne principalmente a mujeres, entre viudas, madres y hermanas de las víctimas. Su representante legal, Valeria Carreras, le dijo a A24.com que “Macri demuestra reticencia y dilata el proceso, porque primero se notificó en el cuarto domicilio, luego designó abogado en el último minuto, y finalmente verán la causa el último día”.

Precisamente, el doctor Pablo Lanusse, como patrocinante de Macri, solicitó turno para compulsar o cotejar las constancias probatorias del expediente el martes 19 de octubre, es decir un día antes de la indagatoria, por lo que la querella mayoritaria advirtió: “avizoramos que la fecha que pide la defensa, sería a los fines de prorrogar la indagatoria para el expresidente, por falta de tiempo para compulsar la causa”.

A todo esto, el juez Bava le respondió a Lanusse que “también se encuentra autorizado a comparecer el día lunes 18”, de este modo le otorgaría 24 horas más para revisar el expediente.

Qué puede hacer Macri en la causa por presunto espionaje

Como sea, A24.com pudo saber que las especulaciones de los querellantes tienen asidero. La situación judicial de Mauricio Macri como líder de la oposición obtiene una connotación relevante en tiempos electorales.

De acuerdo a la letra del Código Procesal Penal de la Nación (CPPN), después de una indagatoria el magistrado tiene 10 días para definir un eventual procesamiento, o en todo caso dictar la falta de mérito o el sobreseimiento.

En este sentido, los allegados al ex presidente sospechan que esta causa podría convertirse en una herramienta útil para la campaña electoral, y prefieren no imaginar cuánto desearía el gobierno un eventual título en las noticias que dijera “Macri procesado”.

En este marco, sus abogados seguirán analizando el expediente para garantizar los derechos del expresidente, al tiempo que evaluarán otros planteos, que podrían ir desde recusar al juez hasta pedir la nulidad.

Mauricio Macri designó a Pablo Lanusse y a Jimena Pisoni como sus letrados ante el juzgado federal de Dolores, y en el mismo escrito apeló la decisión que limita sus salidas del país.

Macri y su estrategia ante el tribunal

Según expresó el expresidente al tribunal, se presentó: “convencido de (su) absoluta inocencia en los supuestos hechos que se (le) pretenden atribuir y como derivación de (su) respeto y sujeción a las instituciones de la República”. Además, pidió plazo para examinar las actuaciones principales y las pruebas que pudieran encontrarse reservadas.

Al interponer el recurso contra la prohibición de salida del país subrayó que lo hace ”sin que esto signifique reconocer la competencia de esta jurisdicción".

Citó a la Corte Suprema al decir que “no existe una recta administración de justicia cuando los jueces aplican la ley mecánicamente” y remarcó que “el Sr. Juez omitió todo fundamento que explique las razones y el proceso lógico que lo condujo a disponer (la) prohibición de salida del país". En el mismo sentido, agregó que “el principio de inocencia tiene como efecto el derecho del imputado a ser tratado como inocente y el deber de los demás habitantes y del Estado de respetar y no vulnerar de ningún modo ese estado mediante expresiones o resoluciones que lo consideren prematuramente culpable".

Ahora será la Cámara Federal de Mar del Plata la encargada de revisar la medida dispuesta por el juez Bava.

Cómo es la causa de presunto espionaje ilegal a los familiares de las víctimas del ARA San Juan que involucra a Macri

La causa que investiga el presunto espionaje ilegal a los familiares de las víctimas del ARA San Juan se inició a raíz de una denuncia que presentó la interventora de la AFI, Cristina Caamaño, ante la justicia federal Marplatense.

El juez Santiago Inchausti consideró que debía acumularse con los expedientes que tramitaban en Dolores y la Cámara Federal lo avaló. A partir de ese momento, el juez subrogante Martín Bava retomo el caso y terminó procesando a nueve imputados, entre ellos los ex jefes de la Agencia Federal de Inteligencia en el macrismo, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani.

Para el magistrado los seguimientos que realizaron los espías a los familiares de los tripulantes del submarino, fueron planificados y ordenados por sus superiores y desechó "cualquier hipótesis de cuentapropismo de los agentes de la delegación". Afirmó "es claro que estos informes llegaban hasta la Presidencia de la Nación y que pasaban por el control de las máximas autoridades de la AFI".

Se habló de
s