Emocionante

Cristina Kirchner, la falta de juicios y la tediosa "inflación judicial"

Catalina de Elía
por Catalina de Elía |
Cristina Kirchner, la falta de juicios y la tediosa inflación judicial

Cesare Beccaria, un brillante jurista iluminista, enseñaba que lo que evitaba la violación de la ley eran las penas humanas y efectivas, y no la voluntad de los jueces y la cantidad de juicios.

Si los ciudadanos ven que el delito se castiga, van a respetar la ley y si la pena es humana el delincuente puede cambiar.

A veces la inflación de procesos judiciales hace que todo se mezcle y haya muchas causas y pocas sentencias. Es decir, hay riesgo de impunidad.

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner fue imputada en quince oportunidades. Y el día en que Néstor Kirchner cumplió años recibió ocho acusaciones más.

Su último procesamiento se vincula con la tenencia de material histórico. Un prontuario de Hipólito Yrigoyen y una carta de José de San Martín enviada por Bernardo O' Higgins. Para el juez, la ex presidenta tenía esos documentos sabiendo que procedían de un delito porque son patrimonio cultural de Argentina y Chile.

Cristina también integra varias asociaciones ilícitas al mismo tiempo y con personas diferentes, algo jurídicamente muy difícil de justificar.

Concretamente, está procesada por integrar cuatro asociaciones ilícitas al mismo tiempo: Hotesur (elevada a juicio), Los Sauces (elevada a juicio), Obra Pública (elevada a juicio), Cuadernos de las coimas.

La mayoría de los delitos que le imputan tienen alrededor de ocho o diez años de antigüedad.

Constantemente surgen “nuevos - viejos” delitos.

Podríamos llamar al fenómeno una “inflación de procesos judiciales” que, pese a la fecha de producción y cantidad, no se traducen en juicios orales y públicos.

La ex presidenta ya tiene cuatro causas en su contra elevadas a juicio oral: dólar futuro, memorándum con Irán, Hotesur y Los Sauces. Pero ninguno arranca.

La sociedad necesita saber si es culpable o inocente. Para ello tiene que haber juicios orales y públicos, rápidos y justos.

s