historias

Servini archivó la parte de "Cuadernos" que involucra a Máximo Kirchner y a Wado De Pedro y puso al expediente en un tembladeral

Servini archivó la parte de Cuadernos que involucra a Máximo Kirchner y a Wado De Pedro y puso al expediente en un tembladeral

La jueza federal María Servini sobreseyó a los principales referente de “La Cámpora”, entre ellos el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro y el diputado Máximo Kirchner, en la parte electoral de la Causa Cuadernos.

La decisión se proyecta como un antecedente que podría hacer caer el resto de la causa de los cuadernos, si el criterio fijado por Servini y establecido en un dictamen por el fiscal Jorge Di Lello se consolidara en la Justicia.

Es que Di Lello consideró que la indagatoria de los imputados es nula porque se cimentó sobre un relato como arrepentido del ex secretario de Obras Públicas José López, que no fue grabado ni filmado, tal como lo establece la ley del imputado colaborador.

Ninguna de las declaraciones del resto de los arrepentidos fueron grabadas o filmadas, de modo tal que si la de López es nula –y esto se consolida en las instancias de apelación- el resto también podría serlo.

Ello equivaldría, en la teoría al menos, a que se caiga la Causa Cuadernos por un error de procedimiento en la obtención de las pruebas.

El fallo dictado hoy por Servini alcanza a Kirchner, José Ottavis, De Pedro; Julián Alvarez, Andrés “Cuervo” Larroque, Ricardo Ivoskus, Enrique García y el fallido empresario periodístico Sergio Szpolski, y se basa sobre un dictamen del fiscal federal con competencia electoral, Jorge Di Lello.

Semanas atrás, Di Lello había pedido que se declarara la nulidad de las indagatorias tomadas por el juez federal Claudio Bonadio, antes de declararse incompetente en este tramo de Cuadernos y enviarlo a la justicia electoral.

Servini no llegó a tanto: consideró que como Di Lello no había formulado acusación contra los indagados, no podía avanzar en una investigación penal contra ellos y, en consecuencia, archivó las actuaciones por “imposibilidad de proceder”.

Los sobreseimientos incluye la aclaración sobre que “la formación de la presente causa no afecta el buen nombre y honor” de que hubieran gozado los imputados.

El fallo de Servini se refiere a un desprendimiento de Cuadernos: López dijo que parte del dinero supuestamente recaudado de manera ilegal era entregado a “La Cámpora” para financiar sus actividades políticas.

Bonadio entendió que eso podría ser un delito electoral y se lo envió a Servini.

La jueza resolvió hoy, con una verba excesivamente jurídica: “Si la pretensión punitiva del estado primero pone en duda el estado de inocencia del causante y luego, tras una pormenorizada investigación no logra transferir la presunción de culpabilidad al grado de certeza que se requiere para una declaración de responsabilidad, razones de equidad y de justicia imponen que aquel estado de inocencia de aquella manera cuestionado recupere su certidumbre originaria, lo cual debe ocurrir durante el proceso mediante el dictado de su sobreseimiento”.

Traducido: si una imputación, después de una investigación, no encuentra respaldo en las pruebas, el acusado debe ser declarado inocente.

s