Redes sociales solidarias

La conmovedora historia de Butch, el ex veterano de guerra de 82 años que pudo jubilarse gracias a la solidaridad de las redes

Tuvo que volver a trabajar porque no le alcanzaba el dinero para vivir. Por las redes sociales le regalaron 100.000 dólares.
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
Marion Butch

Marion Butch, a los 82 años, su vida cambió gracias a las redes sociales (Foto: Gentileza Best Life)

Audio nota
Escuchá la nota completa.
1 1.5 10 10

Powered by Thinkindot Audio

"¿Cómo pude tener tanta suerte?", se pregunta un anciano de 82 años mientras camina lentamente por un estacionamiento. Se llama Marion Butch y acaba de recibir una enorme sorpresa en el final de su vida. A través de las redes sociales juntaron 100.000 dólares para regalárselos, así finalmente, podrá dejar de trabajar.

Es veterano de guerra y trabajó durante toda su vida. Pero cuando decidió retirarse, el dinero que recibía como pensionado no le alcanzaba para comer los 30 días del mes. No tuvo más remedio que volver a trabajar.

cheque para butch.jpg
Gracias a la solidaridad de la gente, reunieron 100.000 dólares para que Marion Butch, de 82 años no tenga que seguir trabajando por necesidad (Foto: Gentileza Best Life)

Gracias a la solidaridad de la gente, reunieron 100.000 dólares para que Marion Butch, de 82 años no tenga que seguir trabajando por necesidad (Foto: Gentileza Best Life)

Así pasó estos últimos 11 años de su vida. Como cajero en una sucursal en Maryland de la empresa Walmart. Sin que él supiera, una trama por las redes sociales se creo para darle una ayuda fundamental que le permita vivir tranquilo el resto de sus días.

Una dura vida de sacrificios

Marion es veterano de la Marina, padre y abuelo. Pero ese apretadísimo resumen no refleja todas las vicisitudes por las que debió atravesar. Tras trabajar en General Motors, al momento de jubilarse llegaron problemas graves para su entorno y su propia realidad.

Estaba separado, pero cuando supo que un familiar de su exesposa estaba gravemente enfermo se acercó para ayudar a cuidarlo y darle un acompañamiento hasta su muerte. Pero no todo terminó allí. Su exesposa, madre de sus hijos, también enfermó. Marion Butch no dudó y se quedo junto a ella para cuidarla también.

Pero los gastos médicos de esa obra de amor fueron demasiado onerosos para él. No le alcanzaba lo que cobraba de su pensión de retiro. Con 71 años tuvo que salir a buscar trabajo nuevamente, como cuando era joven. Para solventar el cuidado de su exmujer y su propia vida.

Así comenzó a trabajar como cajero en una sucursal de Wallmart en el estado de Maryland. Y lo hizo durante los siguientes 11 años. Hasta que recibiría una ayuda tan importante como inesperada.

butch cajero.jpg
Butch, como cajero en un local de Walmart, a los 82 años. (Foto: Instagram de McCarthy)

Butch, como cajero en un local de Walmart, a los 82 años. (Foto: Instagram de McCarthy)

Las redes sociales, al servicio de una buena causa

El Tik Toker Rory McCarty descubrió a Butch trabajando como cajero, pese a su avanzada edad y decidió ayudarlo a hacer de su vida una más tranquila.

Lo conoció cuando fue a esa conocida cadena a comprar y Marion fue quien le cobró en la caja. En un breve diálogo se enteró de por qué necesitaba trabajar a los 82 años y creyó que tenía que hacer algo por él.

Como es un influencer, contó la dura historia de Butch por las redes, creó el sitio "GoFundMe" y luego publicó un video en TikTok. Su objetivo era llegar a juntar 100.000 dólares para ayudarlo a tener otro mejor pasar a los 82 años de vida.

El primer sorprendido por la repercusión fue Rory. Apenas necesitó 24 horas para tener en una cuenta el dinero que se había puesto como meta. Solo quedaba cumplir con el momento más emocionante.

rory y butch.jpg
Butch junto a su benefactor, el influencer Rory McCarthy (Foto: Gentileza Instagram de McCarthy)

Butch junto a su benefactor, el influencer Rory McCarthy (Foto: Gentileza Instagram de McCarthy)

"¿Es esto en serio?"

Rory regresó a supermercado en donde Butch trabajaba todos los días. Fue directo a su caja y le pidió que saliera del comercio por un instante.

Acompañado por los demás trabajadores del local, Rory le entregó un cheque por 100.000 dólares para que pueda dejar de trabajar - si quiere - y tenga un buen pasar de ahora en adelante.

Butch, no lo podía creer y preguntó si todo eso era cierto. Una vez que comprendió y pudo superar la emoción dijo: "No podré nunca agradecer lo suficiente".

Embed

s