Fuego en la Patagonia

Incendios en Chubut: la historia del bombero que no llegó a salvar su casa

Un brigadista de El Bolsón vio cómo las llamas se tragaban la casa que estaba construyendo. Fue tras rescatar a una mujer, que luego murió en el hospital.
por Luciana Arias | 15 de marzo de 2021 - 12:12
Incendios en Chubut. El bombero Alan Rosas y su novia recibieron donaciones luego de que el fuego quemara toda su casa. 

Incendios en Chubut. El bombero Alan Rosas y su novia recibieron donaciones luego de que el fuego quemara toda su casa. 

Alan y su perro Titán

Alan y su perro Titán, que murió en el incendio de su casa en la Eco Aldea.

"Estoy descargando un camión que llegó de Trelew con donaciones", le dice Alan Rosas a A24.com. Alan tiene 22 años y hace 3 que trabaja como brigadista forestal. Desde hace casi una semana pone el cuerpo contra los incendios en Chubut que devastan El Bolsón y la Comarca Andina.

"Me quedó solo la ropa de brigadista que tenía puesta", dice Alan. "Hoy la situación está mejor. Ayer domingo volví al trabajo con los fuegos", cuenta. En la mañana de este lunes el joven recibía todo tipo de donaciones que mandó "la gente del pueblo y gente de afuera". También llegaban agua, alimentos y ropa para las otras familias afectadas.

El Bolsón víctima incendios Alan Rosas.jpg
El bombero Alan Rosas y su novia recibieron donaciones luego de que el fuego quemara toda su casa.

El bombero Alan Rosas y su novia recibieron donaciones luego de que el fuego quemara toda su casa.

El martes cerca de las 15.30 vio las columnas de humo en el cerro Piltriquitrón, al este de El Bolsón. Se sumó a combatir el fuego en Las Golondrinas, un paraje ubicado al norte de Lago Puelo, de en la ladera del "Piltri", como llaman al cerro. Ahí funciona la base de la oficina de la Brigada de Incendios. Una hora más tarde detectaron otro foco que bajaba por el cerro Radal. "Ahí ya sabía que iba a mi casa en la Eco Aldea", dice Alan. El joven vivía en ese asentamiento del cerro Radal norte desde hace un año junto a su novia. La chica no estaba en la casa en ese momento.

"Cuando llegué a la Eco Aldea me encontré con una vecina tirada en el suelo, en la calle", dice el brigadista. "Estaba en medio de las llamas, toda quemada", dice. Se deslizó pegado al suelo para no respirar el humo que cubría todo. Logró sacarla del lugar. "Después la trasladaron a Bariloche", contó. Se trataba de María Briones, de 51 años, que murió este fin de semana.

Así lo confirmó el ministro de Ambiente Juan Cabandié. "Hay dos víctimas fatales, un trabajador rural que fue encontrado calcinado y una persona que estaba internada en el hospital de Bariloche", dijo. "Maruca", como la conocían los vecinos de la Eco Aldea, trabajaba en el área de tránsito del municipio. Estuvo internada desde que la encontraron Alan y otros socorristas. Tenía el 70% de su cuerpo quemado.

Alan no pudo llegar hasta su casa. Vio cómo el fuego se tragaba la construcción que había empezado 9 meses atrás. "Ahí estaban nuestras mascotas: Titán, un perro mezcla de pitbull y boxer, con su hijo. También India", una gatita que aún no encontraron. Aún tienen la esperanza de que haya podido escapar.

Incendios El Bolsón bombero Alan Rosas.jpg
Alan y su perro Titán, que murió en el incendio de su casa en la Eco Aldea.

Alan y su perro Titán, que murió en el incendio de su casa en la Eco Aldea.

Ezequiel Bellomo tiene una cervecería en la zona. Es uno de los vecinos que se motorizó frente a la tragedia. "Estuve dando una mano en juntar plata para comprar materiales y herramientas. También hicimos reparto de donaciones", cuenta a A24.com. "Ayudamos el día de los incendios para apagarlo y terminar de controlar", dice.

En distintos puntos del país se están juntando donaciones para las cerca de 500 familias afectadas por los fuegos. Se necesitan desde agua hasta frazadas, medicamentos, materiales de construcción y herramientas.

"Cuando llegan algunas van al Municipio pero también las están recibiendo los vecinos. Y las vamos repartiendo", dice Ezequiel. "De todo el país llegaron camiones y camiones", cuenta a A24.com Paz Álvarez, una de las habitantes que lo perdió todo. "Llegó mucha comida y ropa. Ahora precisamos más herramientas y materiales de construcción. Y árboles frutales y autóctonos".