Eurocopa

El escandaloso penal que el VAR no corrigió y le permitió a Inglaterra clasificarse a la final de la Eurocopa

Raheem Sterling cayó en el área y el árbitro Makkelie no dudó en cobrar falta. Las imágenes lo desmintieron claramente, pero el VAR no corrigió el error.
Harry Kane

Harry Kane, puso el 2 a 1 para Inglaterra.

Inglaterra y Dinamarca no habían podido sacarse ventaja durante el tiempo reglamentario de la semifinal de la Eurocopa. Ya habían quedado atrás la increíble ejecución de Mikkel Damsgaard de tiro libre y el infortunio de Simon Kjær, quien marcó el empate con un gol en contra.

Ante el 1 a 1 en los 90 minutos, el partido tuvo que continuar en el alargue. Cuando finalizaba el primer tiempo suplementario Raheem Sterling se escapó por la derecha del ataque, se le filtró a la defensa y encaró paralelo a la línea de fondo.

El delantero del Manchester City le ganó en velocidad a Joakim Mæhle, quien lo persiguió desde atrás y recibió la ayuda de Mathias Jensen. Y antes de entrar al área chica, el atacante cayó. El árbitro Danny Makkelie no dudó: pitó y señaló el punto del penal.

En las imágenes que arrojaba la televisión, se veía claramente que ninguno de los dos jugadores daneses tocaron a Sterling. ¿Y el VAR? Brilló por su ausencia… Otra vez.

El equipo arbitral del VAR no corrigió la jugada y lo certificó. Pero, ¿Cuál fue la excusa? Que el fallo del árbitro principal, para ser corregido, debe ser evidente. Aparentemente, a juicio de quienes deberían corregir estos errores, el inexistente contacto entre los futbolistas no fue suficiente para modificar la decisión del árbitro.

Finalmente, Harry Kane se paró frente a la pelota, remató a la izquierda del arquero, que se arrojó correctamente y lo atajó, pero el rebote le quedó de nuevo al delantero inglés, que anotó con el arco vacío.

Con ese tanto, Inglaterra venció a Dinamarca y se metió en la final del certamen, en la que enfrentarán nuevamente en Londres a Italia.

https://twitter.com/diegoborinsky/status/1412886458579537920

Se habló de
s