Peronismo vs. peronismo

Piqueteros al ataque: con la inflación récord, vuelven las protestas y piden que la CGT llame a un paro

Los piqueteros presionan en las fábricas ante el silencio de las centrales obreras. Las marchas que se vienen y la posibilidad de un nuevo acampe en julio.
Nicolás Poggi
por Nicolás Poggi |
Los piqueteros vuelven a la calle. (Foto: archivo).

Los piqueteros vuelven a la calle. (Foto: archivo).

Los piqueteros tienen un plan de lucha bajo el brazo. Después de haberse reunido con la CGT y la CTA la semana pasada, en un encuentro que en la central obrera calificaron como “histórico”, y de haber hecho el martes un plenario nacional en el Obelisco, las organizaciones nucleadas en Unidad Piquetera se preparan para volver este jueves a las calles, en la antesala de lo que podría ser un nuevo acampe en julio.

El frente piquetero dio un paso más en su intervención en la arena política y ahora les reclama a la CGT y la CTA Autónoma -la primera, aliada al Frente de Todos; la segunda, no- que le hagan saber al Gobierno sobre las necesidades en las zonas más pobres del país y que activen un paro contra la inflación y el "ajuste".

Una delegación de la CGT recibió a Eduardo Belliboni y los suyos la semana pasada, y definió la reunión como “histórica”, pero los piqueteros no se llevaron mucho más de su paso por Azopardo. Según le confirmó Belliboni a A24.com, no está prevista una nueva cita con los gremialistas. En la central obrera dicen lo mismo.

polo-obrero-07022020-913200.jpg
Las organizaciones de izquierda definen los nuevos pasos a seguir. (Foto: Perfil)

Las organizaciones de izquierda definen los nuevos pasos a seguir. (Foto: Perfil)

Los piqueteros le piden a la CGT y la CTA Autónoma que impulsen paros en las fábricas y empresas de todos el país, aunque las cúpulas sindicales guardan, por ahora, un respetuoso silencio.

Para generar presión, la diputada del Partido Obrero Romina Del Plá estuvo este martes en las puertas del Frigorífico Ciaber -ex Finexcor- en Quilmes, donde denunció que las centrales gremiales se niegan a un paro porque “pactan con el Gobierno el ajuste que llevan adelante las patronales”.

https://twitter.com/RominaDelPla/status/1536778908267335680

“Necesitamos aumentos de salario que tienen que ser iguales a la canasta familiar, terminar con la precarización y la tercerización laboral. Por eso nuestra campaña cayó muy bien en las puertas del frigorífico”, planteó Del Plá.

Los próximos pasos de los piqueteros

Marcha-anses-piqueteros-organizaciones-izquierda.webp
Barrios de Pie, uno de los sectores mayoritarios de Unidad Piquetera. (Foto: NA)

Barrios de Pie, uno de los sectores mayoritarios de Unidad Piquetera. (Foto: NA)

Las organizaciones conducidas por el Polo Obrero y Somos Barrios de Pie volverán este jueves a las calles con acciones de “permanencia” en la 9 de Julio y otras avenidas importantes del país.

El índice de inflación de mayo del 5,1% les da el plafón adecuado para reclamar en la vía pública un aumento de la asistencia social y medidas concretas para reducir el alza del costo de vida, que golpea principalmente a las clases populares.

“El nivel de inflación actual está terminando con la clase media y el único responsable es el Gobierno”, advirtió Rodolfo Aguiar, secretario adjunto de ATE e integrante de la CTA Autónoma (la otra CTA, llamada "de la Argentina", es la que conduce Hugo Yasky y es oficialista).

Plenario de la CTAA anunció movilización contra el acuerdo con el FMI.jpg
La CTA Autónoma que conduce Ricardo Peidró. (Foto: archivo)

La CTA Autónoma que conduce Ricardo Peidró. (Foto: archivo)

Aguiar acusó al gobierno de Alberto Fernández de "no intervenir decididamente en el mercado ni animarse a ponerle un freno a los especuladores y formadores de precios". Curiosamente, es la misma crítica que le hace el kirchnerismo.

En su pliego de demandas, Unidad Piquetera la reclama al Estado:

  • Un salario mínimo de 100 mil pesos
  • La apertura de los programas sociales
  • El aumento del monto del programa Progresar Trabajo (está en 16.500 pesos)
  • Asistencia integral de los comedores populares
  • Libertad de acción para los beneficiarios de los planes, para que puedan elegir la unidad ejecutora en la que prestan sus servicios (como ya contó este portal).

Después de la intervención del jueves, los piqueteros volverán a la calle los días 25 y 26 de junio para manifestarse en el Puente Pueyrredón, lugar emblemático por el asesinato en 2002 de los militantes Maximiliano Kosteki y Darío Santillán a manos de la Policía Bonaerense.

La semana posterior a esas jornadas habrá “acciones contra los 24 gobernadores”, según lo resuelto en el plenario del Obelisco que reunió a 1.300 delegados, por lo que se descuenta una protesta federal y una demanda “transversal” a los mandatarios de todo el arco político.

Para el 11 de julio, por último, está prevista una medida de acción directa que puede ser un “acampe nacional”, lo volvería a depositar hileras de carpas y puestos a lo largo del Metrobús porteño, como vino ocurriendo en los últimos meses.

Los piqueteros niegan clientelismo

Saravia Belliboni
Silvia Saravia y Eduardo Belliboni, referentes de Barrios de Pie y el Polo Obrero, respectivamente.

Silvia Saravia y Eduardo Belliboni, referentes de Barrios de Pie y el Polo Obrero, respectivamente.

Al calor de estas definiciones, el Polo Obrero salió a responder lo que consideró una campaña “sucia” por acusaciones de clientelismo que resultan, dijeron, “funcionales” al Gobierno.

“Diferentes sectores del poder económico y político han salido hacer una campaña repleta de mentiras, tergiversaciones y manipulaciones que tiene el objetivo de desprestigiar la lucha piquetera por trabajo, contra el hambre y la pobreza”, señaló en un comunicado la organización que conduce Belliboni, al alertar que “la base de este ataque es sostener que existen cobros compulsivos en el Polo Obrero para alimentar ‘cajas’ políticas”.

Este movimiento piquetero señaló que, como tal, “sostiene sin apoyo del Estado miles de comedores populares en todo el país. Para eso es necesario, como cualquiera sabe, tener un lugar donde hacer la olla popular y por lo tanto pagar alquileres, comprar una garrafa y pagar los fletes para trasladar los alimentos que el Estado no entrega en la puerta de cada comedor, si no en un depósito central”.

En función de estos objetivos, “las asambleas votan un aporte voluntario del 2% de los ingresos. En las asambleas del Polo Obrero se rinde cuentas sistemáticamente sobre los ingresos y gastos y se aprueba colectivamente el destino de los recursos que son de todas y todos los compañeros”.

piqueteros.jpg
La izquierda denunció una campaña “sucia” por acusaciones de clientelismo. (Foto: archivo)

La izquierda denunció una campaña “sucia” por acusaciones de clientelismo. (Foto: archivo)

El Polo Obrero financia su actuación “del mismo modo que un club, que una sociedad de fomento, un sindicato o cualquier otra organización popular”, aclaró la organización.

Y lanzaron también una provocación contra el peronismo: “Duele a los dueños del poder que los trabajadores desocupados se organicen de manera autónoma, con métodos de democracia asamblearia y con delegados revocables. Lo contrario del punterismo al cual desafiamos desde hace más de 20 años”. Una disputa que sigue abierta.

Se habló de
s