Qué pasó. Macri se juntó en la mañana del martes con Gerardo Zamora, un gobernador clave en cualquier negociación parlamentaria. Se habló del Presupuesto 2019 y de los futuros recortes que se vienen en torno al acuerdo con el FMI.

Por qué es clave. Zamora es uno de los gobernadores catalogados como "independientes". No es aliado de Cambiemos, pero puede ayudar al Gobierno cuando lo necesita (si Zamora quiere, por supuesto). No responde formalmente al peronismo, ni al kirchnerismo. Y Santiago del Estero es una de las provincias "grandes" a nivel parlamentario: tiene 7 diputados, de los cuales 6 le responden a él orgánicamente.

Cuál es la estrategia. El Gobierno necesita acordar primero con los gobernadores no alineados o que responden a partidos distritales: Zamora es uno de ellos. También están en la lista Hugo Passalaqua (Misones), Omar Gutiérrez (Neuquén), Alberto Weretilneck (Río Negro) y Mariano Arcioni (Chubut). Cerrados estos acuerdos más los propios, buscará los acuerdos con la liga de gobernadores peronistas, los más complicados para convencer.