Entrevista con A24.com

Empanadas premium: el secreto con aires norteños que no para de crecer

La idea nació hace 20 años y hoy Rincón Norteño tienen 32 sucursales sumando las franquicias. ¿Cuánto sale sacar una y en cuanto tiempo se recupera la inversión?
Darío D'Amore
por Darío D'Amore |
Empanadas premium: el secreto con aires norteños que no para de crecer

“Una de las claves es estar en los dos lados del mostrador. Nosotros tenemos 4 locales propios y 28 franquicias. Cuando trabajás tu propio negocio escuchás a los clientes, ajustás el precio, sos solidario con la rentabilidad del franquiciado”, dice Marcelo Rufrano, uno de los dueños de Rincón Norteño a A24com.

“Empezamos trayendo familias enteras de Tucumán, con 16 hermanos alguna de ellas, para trabajar en nuestros propios locales”, agrega el creador de la empanada premium más vendida de la Argentina.

-¿Cuándo comenzó la idea de Rincón Norteño?

-En el año 2002, a partir de un viaje con amigos a Tucumán, en un patio cervecero, empanadas mediante, empezamos a delirar con el proyecto de llevar ese manjar a Buenos Aires. Fue así que nuestro sueño tomó forma y, un año después, nacía Rincón Norteño en el barrio de Flores, con mesas en la vereda, ambientacíón típica del norte, horno de barro y folklore de fondo.

Fue un éxito total desde el primer momento, el local siempre lleno y la demora para entregar a domicilio llegaba a las 2 horas. Esa demanda nos llevó, al cabo de un año, abrir el segundo local propio a sólo 10 cuadras de distancia, siempre en el barrio de Flores.

-¿Cuál fue el capital inicial?

-La inversión no la recuerdo bien (los vaivenes de nuestra economía diluyen los datos) pero llegamos con lo justo a la inauguración. Muchas de las instalaciones las compramos en remate y las cocineras, que venían de Tucumán, vivían en nuestras casas. Hermosos recuerdos.

-¿Cuántas sucursales tienen?

- Tenemos 30 sucursales en CABA y 2 en zona Sur de la provincia de Buenos Aires (Monte Grande y Canning). Estamos ampliando nuestra fábrica, algo que nos permitirá progresar en cantidad de locales. Nuestro objetivo siempre fue crecer pero a paso firme, sin descuidar la calidad del producto, algo en lo que somos muy celosos.

En estos casi 20 años, han cambiado muchas cosas pero algo se mantiene intacto, la calidad de la empanada es la misma, o mejor, que en aquel entonces. Y eso nos enorgullece. Nuestra carne es de bola de lomo, la muzzarella, el jamón, todos los productos son de primera línea. Buscamos calidad, por eso perduramos y crecimos. Además, nuestro precio está, en algunos casos, 40 por ciento por debajo de algunas competencias premium.

Rincon Norteño.jpg

-¿Cómo eligen las zonas para las sucursales?

-Nuestra red de franquiciados siempre se alimentó de familiares, amigos y clientes (fieles o fanáticos). Con objetivos bien claros sobre el perfil que deben reunir aquellas personas que quieran ser parte del proyecto. Fuimos buscando las zonas teniendo en cuenta algunos datos que consideramos importantes (que sea cercana al domicilio del franquiciado o dentro de su zona de influencia es vital).

El horario de los locales es de 11 a 15 y de 19 a 23.30. El inversor, generalmente, es el encargado del local. Ir y venir dos veces por día no debe requerirte mucho tiempo. Hoy quedan pocas zonas libres en Capital: Plaza Italia, Cañitas, Pompeya, son algunos de los barrios donde aún no hay una sucursal de Rincón Norteño.

-¿Qué inversión se requiere para abrir una franquicia?

-Aproximadamente, 50 mil dólares. Nosotros te proveemos horno, cámaras, la decoración del negocio. No necesitás locales muy grandes, con 80, 100 metros cuadrados estás bien. La inversión se recupera en dos años, aproximadamente, aunque depende mucho de los vaivenes económicos del país, especialmente del dólar. En 2015, por ejemplo, la inversión se recuperó entre los 14 y los 20 meses.

Las franquicias son por 4 años con un costo de renovación en cantidad de empanadas, que es muy accesible. Además, nosotros nos encargamos de la publicidad y tenés un territorio de exclusividad de 3 kilómetros cuadrados, aproximadamente. Entrenamos al personal en nuestro local escuela, conseguimos empleados, te marcamos la importancia de la limpieza de los negocios, el frío de las heladeras. Te damos las herramientas para que el comienzo sea más sencillo.

empanadas rincon norteño 2.jpg

-¿Cómo los afectó la pandemia?

-Podemos diferenciar dos o tres momentos desde el comienzo de la pandemia: al inicio, estábamos con mucho tiempo ocioso y cocinar en casa era un pasatiempo familiar. Luego eso fue cesando, y la demanda se fue acomodando más a la normalidad. También es cierto que aquellos pedidos grandes que tenemos por reuniones de amigos, festejos de cumple, juntadas para ver un partido de fútbol y otros encuentros que nos gusta a los argentinos, desaparecieron, provocando una baja sensible en las ventas.

Pero no nos quejamos, al contrario somos súper agradecidos. El único local que cerramos en la historia tiene que ver con la pandemia: Fue en el microcentro y se debió a un cambio de paradigma. La gente dejó de ir al centro a trabajar, en muchos casos se impuso el home office.

-¿Cuántas personas necesita un local para funcionar y cuántas familias viven directa o indirectamente de Rincón Norteño?

-Cinco o seis personas por local es lo normal. Necesitás un encargado, un cocinero, un mix que haga un poco de todo y cubra francos y dos personas de medio turno. En muchos casos, son empresas familiares. La venta al mostrador es el 25 por ciento y el 75 por ciento es por entrega. Entre todos los locales y la fábrica trabajan más de 200 personas.

Marcelo, especialista en Administración y Marketing, es fanático de Boca, está casado con Marcela y tienen dos hijas (Cata y Delfi, también hinchas rabiosas del xeneize). Rufrano se califica como un buen jugador de fútbol amateur y siempre ligado al deporte de la número 5: “Recuerdo que, una vez, cuando tenía 16 años, más o menos, fui a ver un partido a la cancha de Atlanta y se cayó la tribuna. No fue una tragedia de casualidad”, señala hoy el socio de Adrián Giaconia y Rubén Mendez, todos fanáticos del bajo perfil.

-Por último, ¿cuál es el próximo sueño, la ilusión de la empresa?

-Una vez terminada la ampliación de la fábrica, nos gustaría elegir 10 destinos de la provincia de Buenos Aires y poner cervecerías Rincón Norteño, donde sólo puedas disfutar nuestras comidas: empanadas, pizzas, locros, lentejas, tamales.

Se habló de
-

Últimas Noticias

s