Al pasto

Miguel Ángel Solá apuntó contra Tinelli, Susana y Mirtha y los trató de "Imbéciles"

Miguel Ángel Solá apuntó contra Tinelli, Susana y Mirtha y los trató de "Imbéciles" en una entrevista en la que habló sobre el consumo de los argentinos.
Miguel Ángel Solá apuntó contra Tinelli, Susana y Mirtha y los trató de Imbéciles

Miguel Ángel Solá dio una nota en la que llamó la atención por su crítica sin filtro a Susana Giménez, Mirtha Legrand y Marcelo Tinelli. El actor de 78 años se despachó contra las figuras del país tratándolos de “imbéciles” y de “basura”.

La entrevista la hizo Andrea Chiarello para el programa “Mamás felices”, que se emite por la señal UCL TV y fue replicada por el “Run run del espectáculo”, Crónica. El actor hizo un análisis sobre la cultura de nuestro país, o la falta de ella, y culpó a las tres figuras por bajar información equivocada.

“Empobrecen cerebro y corazón de la gente. La gente debe juntarse para luchar contra la basura. Si no, no vamos a escuchar la capacidad que tienen los argentinos para crear. Vamos a seguir escuchando al imbécil de Marcelo Tinelli, a la imbécil de Mirtha Legrand y a la imbécil de Susanita. A los imbéciles que mandan toda la información del país. Durante 45 años estuvieron mandando esa información", dijo Solá.

También fue muy crítico con la política: “Argentina fue un pueblo instruido (...) y la situación de hoy roza el 40% de analfabetismo”, dijo y aseguró: “Todo se podrá revertir si la gente idónea y capaz se junta”.

Embed

Miguel Ángel Solá tras el accidente en una vereda de Madrid: "Mi hija gritaba pidiendo que me ayuden"

La semana pasada, desde la cuenta de Twitter de la sala de teatro en la que actúa Miguel Ángel Solá en Madrid se anunció la cancelación de la obra Doble o nada, aunque sin aclarar específicamente qué le sucedió al actor de 70 años.

Tras los rumores de un accidente doméstico y una fractura de cadera, la esposa del actor, la española Paula Cancio, explicó el verdadero cuadro de situación.

“Por suerte Miguel Ángel está muy bien. Tuvo un resbalón en la calle y en este momento le están haciendo pruebas, como radiografías, para determinar dónde se encuentra exactamente la lesión. Pero los médicos son absolutamente optimistas de que la recuperación será rápida”, detallaba la actriz en una nota con Teleshow.

"Estoy muy cuidado, querido y mimado. Tengo que hacer reposo, iba caminando con mi enana, tuve un accidente en la calle. Yo le iba diciendo cómo me gustaba tener su mano en la mía cuando la llevaba al colegio. Y de repente desaparezco de plano, me tropecé en un cosito de nada. Iba totalmente distraído, agarré el único pozo de esa avenida. Y me caí, sentí un dolor muy fuerte, mi hija gritaba pidiendo que me ayuden, no me podía levantar", comenzó diciendo el actor.

Y detalló: "Llamaron a la ambulancia, les decía que no me podía mover, me hacían preguntas rarísimas. No perdí el conocimiento. Me llevaron al hospital y fue durísimo. Me daban unos calambres terribles, con un dolor, me encogían la pierna, me llevaban la rodilla hasta la mandíbula. Me hicieron un TACC, llevaba dos días internado en un hospital saturado por el coronavirus. Lo que ha cambiado la actitud de la gente con esto del coronavirus, es otro mundo. En el TACC salió una rotura en la cabeza del fémur. Era espantoso. Me dieron de todo, me dieron hasta morfina y no había manera de que me calmara. Las contracciones de la pierna eran muy fuertes, unas 50 por día".

"Me preparan para quirófano, estuve doce horas sin comer ni tomar agua, y de repente contraorden. Me traían un paño con agua. Al día siguiente lo mismo. Me preparan para el quirófano y otra vez se retractan. Me estaba muriendo de sed, Me dicen que en el TACC la rotura no estaba clara. Tercera vez, me hacen otro estudio y determinan que no es operable. Me van a hacer un tratamiento conservador, me voy a morir de dolor 5 o 6 semanas", indicó.

"Ahora no estoy con dolor, estoy en casa con Paula cuidado mañana, tarde y noche. Paula parece Florence Nightingale. Y la enana que viene, me salta encima, y me hace gritar. Soportó ver caer a su padre", señaló Miguel Ángel.

Además, contó con preocupación: "Mi accidente nos liquidó. El año pasado fue una acumulación de deudas, que íbamos a empezar a pagar. En tres semanas ya habíamos llenado el teatro y teníamos una venta adelantada insólita en estos tiempos. Y Doble o nada se había transformado en el espectáculo más recomendado de todas las redes. Significaba mucho dinero. Estábamos muy contentos. No sé cuándo podré retomar el teatro. Sí hemos logrado que quien lleva el teatro haga un contrato con otro espectáculo hasta que nosotros podamos volver.

s