icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
AGRO

Innovación en el agro: cómo facilitar la adopción tecnológica y el desafío de la integración

Innovación en el agro: cómo facilitar la adopción tecnológica y el desafío de la integración
4° encuentro de la Red de Potenciación Nesters-CREA

Con tantas nuevas tecnologías y aplicaciones surgiendo en el ecosistema agropecuario, que llegan de la mano de las Agtech, surgen dos cuestiones centrales: la adopción por parte de los productores, y la integración de la cadena.

Estas cuestiones fueron el foco que se abordó en el 4° encuentro de la Red de Potenciación Nesters-CREA, donde emprendedores y especialistas analizaron el nivel de adopción tecnológica y se presentaron los casos de AgroPro (herramienta de gestión y análisis de datos que permite realizar órdenes de trabajo para productores y asesores) y Pacta (plataforma que permite realizar compras conjuntas de insumos agropecuarios con el objetivo de obtener descuentos).

"Lo que vemos es que el software está evolucionando mucho para potenciar ambientes de toma de decisiones, donde antes era impensado", afirmó Juan Manuel Baruffaldi, CEO de DeepAgro, startup que desarrolló un sistema inteligente para detectar malezas y realizar aplicación selectiva de herbicidas, con inteligencia artificial.

El emprendedor destacó que la clave es que las tecnologías de inteligencia artificial tienen para aportar valor a lo que hoy ya se viene haciendo, para mejorar las formas de trabajar. "Nosotros trabajamos recorriendo lotes con cámaras e imágenes y entendiendo lo que va pasando ahí adentro, para lograr por ejemplo, aplicar selectivamente un agroquímico, y ayudando a tomar decisiones en tiempo real. Cuanto más se usen estas tecnologías mejor van a funcionar", afirmó.

El ingeniero en Informatica, Alejandro Repetto, habló, por caso, de la aplicación de la robótica autónoma productiva para el agro y fue optimista: "Termina teniendo mucho más sentido para el agro, con robots pulverizando, desmalezando, sembrando, con sistemas de inteligencia artificial. Vamos a tenerlos mucho antes en la zona núcleo que los propios autos autónomos", destacó.

Claro que todavía el problema a resolver es el modelo de negocios y los costos, y cómo producir valor para el productor. "El productor ve que un tractor probablemente es más caro, pero al beneficio lo sienten más cercano. Las nuevas tecnologías todavía están en exploración o tienen beneficios a más largo plazo, por eso la adopción cuesta más", sostiene.

Además afirmó que el próximo desafío está en la integración: "es necesario que todos hablen el mismo lenguaje y entiendan la lógica de la informática, que es de protocolos, información, de compartir, de comunidad. Eso no va en contra de los negocios. El mismo mercado va a hacer que converjan, porque el que salga con un protocolo de interoperar con otras máquinas va a tener una ventaja competitiva", resaltó.

En tanto, Julián Muguerza, fundador y Director de Glimax, destacó la evolución en la adopción de tecnologías, aunque resaltó dos niveles: uno de adopción primaria, "que en la Argentina siempre es muy rápida, con gente que está adaptando la última tecnología"; y segundo, de adopción masiva, donde se está más retrasados.

"En temas de calidad de siembra, control de malezas, prácticas y ejecución cada vez hay más tecnologías que aportan beneficios reales. Hay varios casos de éxito que hace que el ecosisitema vaya creciendo y que pueda haber alta penetración en el corto plazo", afirmó.

Para Ignacio Eguren, fundador de AgroPro, es fundamental la interacción entre los distintos eslabones de la cadena, para generar comunidad: "Toda la interacción que generamos entre usuarios y clientes es fundamental. Hoy más de 10.000 productores y asesores compartimos en la plataforma información y contenidos para resolver dudas o cuestiones técnicas sobre el negocio". La compañía la lanzó hace poco más de un año, y ya asesora a más de 100 empresas para llevar una "gestión ordenada" y "agregar valor".

Por último, Guillermo Zorraquín, de Pacta, afirmó que el propósito de su emprendimiento es "poner en valor el capital social del campo", que es la confianza entre productores y proveedores. "Le encontramos una vuelta de tuerca a la famosa compra en grupo organizada por productores porque notamos que había ciertas dificultades, por lo que nos pusimos como un facilitador de todas las partes de la cadena. Es un modelo virtuoso porque es un ganar-ganar para todos", afirmó.

SUBIR

Poder