Agro y política

El peronismo cordobés denunció el "lobby petrolero" detrás del proyecto oficial de biocombustibles

Sergio Busso criticó el proyecto impulsado por Máximo Kirchner. "Ya nadie discute que los combustibles fósiles generan problemas en la salud y el ambiente", dijo el ministro cordobés.
Desde Córdoba criticaron la ley que el Gobierno promueve en materia de biocombustibles.
Desde Córdoba criticaron la ley que el Gobierno promueve en materia de biocombustibles.

El proyecto de Ley por Biocombustibles que se debate en Diputados entra nuevamente en días de turbulencia. El próximo 12 de julio vencerá el plazo de prórroga que había determinado el Presidente Alberto Fernández para la actual Ley, y la Cámara Baja debe decidir si aprueba o no el texto presentado por el oficialismo, idea que genera múltiples rechazos en el agro. Por eso, el ministro de Agricultura cordobés, Sergio Busso, salió con los tapones de punta a criticar la movida.

“No hay dudas en que hay un lobby petrolero fuerte, muy fuerte, que penetra de manera especial en los dirigentes políticos que tienen que tomar decisiones. No hay otra explicación, porque si la hubiera, los mismos dirigentes que están motorizando este tipo de decisiones (por el proyecto del Gobierno) la tendrían que decir, y lo que dicen no tiene nada que ver con la realidad”, criticó Busso, el hombre fuerte de Juan Schiaretti en temas agropecuarios. Y disparó: "lo que dicen son mentiras".

En tanto, señaló que el proyecto va a contramano de las necesidades del país y de las tendencias globales. “Esto es desconocer absolutamente el Interior productivo. Lo que decimos nosotros no es un capricho nuevo, el mundo está virando desde la producción de combustibles fósiles hacia la de combustibles ‘vivos’. Y nosotros tenemos hecho todo un desarrollo y todo un material para seguir invirtiendo", manifestó el ministro provincial en conversación con La Red Rural (AM 910). Y opinó que "el dictamen de comisión retrocede e involuciona en algo que ya nadie discute: que los combustibles fósiles generan problemas en la salud y en el ambiente".

busso.jpg
El ministro Busso criticó la idea del Gobierno Nacional para los próximos años, en Biocombustibles.

El ministro Busso criticó la idea del Gobierno Nacional para los próximos años, en Biocombustibles.

Los caminos a seguir para el proyecto de Ley de biocombustibles del oficialismo pueden ir por una nueva prórroga desde la Casa Rosada antes del 12 de julio, con otro decreto, pero también por el tratamiento en ambas Cámaras y su promulgación final.

La iniciativa ya tiene dictamen, y según aseguran en el Congreso, también tendría los votos en el recinto, los propios, pero también de otras fuerzas políticas. La ventaja del Frente de Todos en “el poroteo” es algo que incluso admiten desde la oposición al proyecto impulsado por Omar Felix y Marcos Cleri, pero con el aval determinante de Máximo Kirchner.

“El proyecto no es bueno. El oficialismo tiene los votos para aprobarlo con la ayuda de Juntos por el Cambio. Es un retroceso”, manifestó Alejandro "Topo" Rodríguez, diputado de Consenso Federal ante el llamado de A24.com Agro.

De este modo, quedaría el camino allanado para luego ser aprobada por el Senado que preside Cristina Fernández de Kirchner.

Topo-Rodriguez-03-07-19-2-810x552.jpg
Alejandro Rodríguez, del lavagnismo, lamentó el avance del proyecto que el Gobierno impulsa en biocombustibles.

Alejandro Rodríguez, del lavagnismo, lamentó el avance del proyecto que el Gobierno impulsa en biocombustibles.

Por eso, para el ministro Busso el reemplazo de la ley que había impulsado en 2006 el propio Néstor Kirchner sería dar un paso hacia atrás.

“La ley fue muy buena porque en lugares como Santa Fe, San Luis y el norte del país se generaron inversiones importantes que desarrollaron trabajo para la gente, pero hoy todo eso está puesto en tela de juicio con mucha angustia e incertidumbre, fruto de una decisión que no se entiende”, opinó.

Carnes

El ministro aprovechó para hablar sobre el tema que más enciende la polémica entre el agro y el Gobierno por estos días: el cierre de las exportaciones de carne.

“La decisión tiene que ver más con cuestiones electorales o ideológicas, porque es tropezar dos veces con la misma piedra. Lo que se desmadra es la alta emisión monetaria, la inflación, el déficit fiscal. Hay que sentarse en una mesa con las provincias ganaderas y buscar soluciones equilibradas y razonables. Nosotros estamos dispuestos a eso, no a soluciones erradas y unilaterales que lo único que hacen es atentar contra un esfuerzo enorme que tiene que ver en la cadena de las carnes, que tanto tiempo costó reconstruirlo”, concluyó Busso.