Lo que cuesta la comida

Inflación: uno de cada cuatro pesos que se pagan por alimentos son impuestos

Un informe de la Fundación FADA alertó sobre el peso de la presión impositiva sobre productos básicos como el pan la carne y la leche. El IVA, mayor responsable.
Los alimentos y los precios

Los alimentos y los precios, un dolor de cabeza para el Gobierno y las cadenas. 

La inflación no cede y los precios de los alimentos son un reflejo, tal vez el primero, del problema. La Fundación FADA (Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina) presentó un informe donde detalla el fuerte impacto que los impuestos sobre los valores de góndola. “1 de cada 4 pesos que el cliente paga en pan, leche y carnes corresponden a impuestos”, dijeron desde la Fundación.

El análisis se hizo en base a datos de febrero de este año, y sostiene que el pan, cuyo kilo tiene un precio promedio de $135, contiene $29 de impuestos. Para la leche la relación es $67 de precio promedio y $18 de carga impositiva, y para las carnes, el producto más afectado, el precio promedio del kilo está en $531 pesos y los impuestos representan la parte de $149.

Se trata de una distorsión de valores que hacen que para el caso del pan cueste siete veces más el producto terminado que el trigo que sale del campo, recién cosechado. En el caso de la leche, la multiplicación es por tres, algo similar que sucede con las carnes.

“Algo llamativo de este estudio es que demuestra la alta carga tributaria que tienen alimentos que son básicos, como el pan, la carne o la leche. En promedio, 1 de cada 4 pesos que pagamos por estos productos, son impuestos que se acumulan a lo largo de la cadena. En el caso del pan, pesan más los impuestos, que la propia harina”, destaca David Miazzo, economista jefe de FADA.

Miazzo explicó que el trabajo de FADA “ayuda a mostrar qué hay detrás de los precios. En momentos donde la inflación se acelera se tiende a discutir los precios, la cadena y los costos de los distintos productos, pero en realidad el problema no es de un precio en particular. Hoy es el problema del precio de la carne, mañana el combustible y pasado los alquileres. El problema de fondo es el valor de la moneda, cada vez se necesitan más pesos para comprar el mismo kilo de carne, de tomates, el litro de nafta o una remera”.

“No es un tema de precios, tenemos un problema macroeconómico. Un profundo déficit fiscal que se financia emitiendo pesos que, sumado a falta de confianza, se traducen en pesos que cada vez valen menos: eso es la inflación”, definió Miazzo.

FADA pan.jpg
El pan, uno de los alimentos cuya composición de precios se analizó (Fuente: FADA).

El pan, uno de los alimentos cuya composición de precios se analizó (Fuente: FADA).

El pan

FADA registró que el consumidor paga un promedio de $135 por kilo de pan francés. En ese precio, el trigo representa $17 (13%) el molino $7 (5%), la panadería $82 (60%) y los impuestos $29 (22%).

“De los impuestos, el 75% son nacionales, 22% provinciales y 3% municipales. Impuesto a las ganancias e IVA concentran el 68% de los impuestos pagados por la cadena”, explicaron.

Los datos para el estudio de FADA fueron elaborados en base al trigo vendido por el productor a $19.

El precio del pan, paso a paso: al realizar este informe, y basándonos en un kilo de pan, el productor vendió el trigo a $19. “El molino lo compra e incluye sus propios costos ($7), impuestos ($0,86) y el margen neto ($0,02), y le vende la harina a $27 por kilo de pan a la panadería. En este punto es en donde se produce el mayor salto de la cadena al incorporar sus costos ($66), los impuestos que paga ($14) y lo que se obtiene por la actividad ($15), se llega a un precio del kilo de pan en mostrador de $122. Al sumar $13 del IVA llega finalmente al consumidor, en promedio, un kilo de pan a $135”, indicaron.

FADA panaderia.jpg
La panadería es el eslabón más importante a la hora de analizar cómo se componen los precios del pan (Fuente: FADA).

La panadería es el eslabón más importante a la hora de analizar cómo se componen los precios del pan (Fuente: FADA).

¿Por qué tan grande el porcentaje de las panaderías en el precio del pan? Porque es el eslabón en el que se conjugan los procesos de producción y el de comercialización, con mano de obra, costos de servicios y los alquileres. Y al desarrollar la actividad a menor escala, a diferencia de los eslabones previos de la cadena, los costos unitarios resultan mayores.

La leche

El producto entero vendido en sachet tiene un precio promedio de $67. De ese monto, el tambo representa $24 (35%), la industria $22 (33%), el comercio $4 (6%) y los impuestos $18 (26%). El maíz representa el 18,4% del precio de la leche cruda (tambo) y el 6,6% del precio final del sachet.

Del precio final pagado por el consumidor, el 89,2% son costos, el 26% impuestos y -15,2% son pérdidas de la cadena. De esos impuestos, el 78% son nacionales, mientras que el 18% provinciales y 4% municipales. El IVA representa el 67% de los impuestos.

FADA leche.jpg
Los impuestos en la leche, una de las actividades cuya rentabilidad tiene algunos sectores a pérdida.

Los impuestos en la leche, una de las actividades cuya rentabilidad tiene algunos sectores a pérdida.

“Los consumidores pagan el 21% de IVA sobre la leche, cuando debería estar exenta por ley. El problema está en que la ley contempla exenta la leche pasteurizada, producto que casi no se produce ni consume. En cambio, la leche que sí se produce y consume actualmente es la ultrapasteurizada, razón por la cual no queda exenta”, aclaró Miazzo.

“En un contexto donde el 42% de la población es pobre y el 57% de los chicos menores de 15 años también lo son, debería ser fundamental mejorar el acceso a alimentos de primera necesidad con políticas que no generen distorsiones en el sistema productivo y sea coherente con el tratamiento de otros alimentos, tomando como ejemplo, la carne y pan tienen alícuota reducida del 10,5%”, reflexionó el economista.

Además desde FADA explicaron que en el análisis la leche es un producto que perdió frente a la inflación y el dólar.

“La cadena se enfrenta a una situación crítica en todos los eslabones: tambo, industria y comercio, con precios que no alcanzan a cubrir costos (tambo), precios de venta contenidos, ocasionando un desfasaje con los costos (industria y comercio) y generando pérdidas económicas en casi todos los eslabones de la cadena, acentuado aún más en la etapa final”, comentó Natalia Ariño, economista de FADA.

La carne

Se registró que la carne tuvo un precio promedio de $531 por kilogramo, de los cuales la cría representa $158 (30%), el feedlot $141 (27%), el frigorífico $35 (6%), la carnicería $47 (9%) y los impuestos $149 (28%). El maíz representa el 15% del precio del novillo y 11% del kilo de carne al mostrador.

“Hay que tener en cuenta que la cría es la etapa de la cadena más costosa, por el tiempo que se requiere para tener listo un ternero”, aclaró Ariño.

FADA czarne .jpg
Los impuestos en la carne, un 28% del total de lo que el consumidor paga en la carnicería.

Los impuestos en la carne, un 28% del total de lo que el consumidor paga en la carnicería.

De los impuestos que tiene la cadena, el 75% son nacionales (impuesto a las ganancias, IVA, e impuesto a los créditos y débitos), 20% provinciales (inmobiliario rural, ingresos brutos) y 5% municipales (impuesto a la industria y comercio y tasa vial). El impuesto a las ganancias y el IVA, son los de mayor participación, que en conjunto representan el 65% de los impuestos totales.

Si se analiza toda la cadena de carne bovina, desde la cría hasta el comercio, el 65% son costos de producción, 28% impuestos y 7% el resultado económico, sobre el precio del kilo de carne. FADA detectó que la carnicería tuvo una caída en su margen. “Esto se puede explicar por el techo que pone el poder de compra de los consumidores al momento de actualizar el precio de venta de la carne frente a los costos”, adviertió Miazzo.

Se habló de