RESOLUCIÓN OFICIAL

Innovación: el Ministerio de Agricultura aprobó la comercialización del primer maíz tolerante al herbicida dicamba

La presentación había sido de la firma Monsanto, ahora en manos de la alemana Bayer. El decreto sostiene que es "tan seguro y no menos nutritivo que las variedades de maíz comerciales".
El decreto aprueba la venta de semillas de maíz tolerantes a dicamba y sus subproductos. 

El decreto aprueba la venta de semillas de maíz tolerantes a dicamba y sus subproductos. 

La Secretaría de Alimentos, Bioeconomía y Desarrollo Regional decretó la aprobación del maíz resistente al herbicida dicamba, hoy desarrollado por Bayer pero cuya autorización había sido solicitada por Monsanto. Para la cartera dependiente del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación resulta “tan seguro y no menos nutritivo que las variedades de maíz comerciales”.

“En función del conocimiento científico actualmente disponible y de los requisitos y criterios internacionales aceptados, no se encuentran reparos para la aprobación para consumo humano y animal de los eventos de maíz MON-87427-7, MON-87419-8 y MON-ØØ6Ø3-6 y de los eventos intermedios producto de la segregación de los siguientes eventos evaluados”, sostiene el decreto en una de los apartados.

Bayer compró a Monsanto en 2018, y por eso la normativa contiene el nombre de Monsanto y no el de la desarrolladora actual del herbicida.

resolucion Dicamba.jpg
Advirtieron que podrían discontinuar la comercialización de las semillas de maíz en caso de que los conocimientos científicos prueben lo contrario.

Advirtieron que podrían discontinuar la comercialización de las semillas de maíz en caso de que los conocimientos científicos prueben lo contrario.

Marcelo Eduardo Alós es el titular de la Secretaría que regula la actividad y firmó el decreto. En el mismo aseguró que “el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) se ha expedido al respecto conforme el Documento de Decisión correspondiente mediante el cual “concluye que el evento acumulado de maíz evaluado es sustancialmente equivalente a su contraparte convencional, por lo tanto, tan seguro y no menos nutritivo que las variedades de maíz comerciales”.

“En función del conocimiento científico actualmente disponible y de los requisitos y criterios internacionales aceptados, no se encuentran reparos para la aprobación para consumo humano y animal”, aseguraron los funcionarios.

Entendieron que dicamba “proporcionaría una muy valiosa y necesaria herramienta para avanzar con el control del creciente y acuciante problema de malezas y biotipos resistentes al glifosato en el cultivo de maíz”.

“Podría contribuir a incrementar la rotación con gramíneas en áreas con predominancia de monocultivo de soja, mejorando por ende la sustentabilidad del sistema agrícola”, agregaron.

La Secretaría liderada por Alós resolvió la autorización de la comercialización de la semilla resistente a dicamba más los subproductos derivados de ésta, “provenientes del maíz genéticamente modificado”, a la vez que ordenó a Monsanto Argentina S.R.L el suministro inmediato de toda nueva información recogida en la materia.

Pero advirtió: “La presente medida quedará sin efecto si, a criterio de la autoridad competente, existe nueva información científico-técnica que invalida las conclusiones científicas en las que se basaron los dictámenes que sirven de antecedente a la presente autorización”.

Se habló de
s