Mercados

La cepa Ómicron también impactó en el mercado de granos, potenciando la baja de la soja en Chicago

Las dudas sobre el futuro de la demanda internacional por la nueva variante del Covid-19 potenció la tendencia bajista provocada por el clima en Sudamérica.
La semana comenzó con bajas generalizadas en el mercado de Chicago.

La semana comenzó con bajas generalizadas en el mercado de Chicago.

Los precios de los principales granos y subproductos cayeron hoy en el mercado de Chicago, influidos por el temor ante el avance de la nueva cepa de Covid-19 denominada Ómicron. Esto se sumó a las perspectivas climáticas positivas para Brasil y las lluvias en la Argentina, entre otros factores.

El contrato de enero de la soja cayó 0,89% (US$ 4,13) y se ubicó en US$ 456,17 la tonelada, a la vez que el de marzo lo hizo por 0,87% (US$ 4,04) para concluir la jornada a US$ 460,03 la tonelada.

Los fundamentos de la merma radicaron en la continuidad de las ventas de los fondos de inversión iniciadas el viernes cuando los mercados entraron en tensión por la nueva cepa Omicron.

"Con la cosecha estadounidense prácticamente terminada, la atención del mercado está puesta sobre lo que sucede en Brasil, donde los pronósticos auguran buenas lluvias durante los próximos 10 días sobre buena parte de las regiones agrícolas", agregó la corredora Granar.

Asimismo, "las recientes lluvias ocurridas durante el fin de semana en amplias regiones de Sudamérica también ejercieron presión sobre los precios", indicó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Sus subproductos acompañaron la tendencia negativa, con una baja en el precio del aceite de 1,28% (US$ 16,75) hasta los US$ 1.284,39 la tonelada, mientras que la harina cedió 2,38% (US$ 9,37) para finalizar la jornada a US$ 383,27 la tonelada.

El maíz, por su parte, cedió 0,97% (US$ 2,26) y se posicionó en US$ 228,73 la tonelada, debido a que "los fondos de inversión optaron por retirar ganancias", luego de las subas acumuladas durante la semana pasada.

Al respecto, Granar precisó que "no contribuyó el hecho de que la recuperación del petróleo tras la caída del 13% del viernes apenas rondó el 4%".

"Tampoco fue constructivo el informe semanal sobre la inspección de embarques el USDA relevó hoy despachos de maíz por 766.063 toneladas, por debajo de las 825.650 toneladas del reporte anterior y cerca del mínimo previsto por los privados", se agregó.

Por último, el trigo perdió 2,18% (US$ 6,61) y se situó en US$ 296,71 la tonelada, como consecuencia de la mayor cosecha prevista para Australia y la fortaleza del dólar frente al euro.

Calma en el mercado de granos local

En el mercado local, los precios ajustaron entre estables y al alza en el inicio de la semana en el recinto de la BCR.

Por soja disponible y para fijaciones la oferta se mantuvo en US$ 347 por tonelada, mientras que en moneda local fue de $ 34.955.

Además, se ofrecieron US$ 345 para la entrega de la oleaginosa en enero de 2022.

Por su parte, el trigo con entrega disponible permaneció en los US$ 235 y en moneda local alcanzó los $ 23.600, misma condición para la entrega en el mes de diciembre.

Asimismo, la entrega en enero del 2022 se ubicó en US$ 246, una mejora de US$ 1 entre ruedas; y febrero mejoró hasta US$ 253.

En tanto, el maíz con descarga inmediata se ubicó en US$ 205, mientras que para fijaciones se ofrecieron $ 20.600 por tonelada.

Además, la entrega en el mes de diciembre se mantuvo en US$ 205; enero retrocedió US$ 1 hasta los US$ 206; marzo se mantuvo en US$ 197; abril en US$ 195; mayo permaneció en US$ 190; junio y julio se mantuvieron en US$ 180 y US$ 175, respectivamente.

Por último, el girasol con entrega inmediata se mantuvo en US$ 450, mismo precio que para las entregas entre diciembre y marzo del año próximo.

Se habló de
s