HISTORIAS DEL AGRO

La historia del productor que sacó las frazadas de su cama para salvar a sus corderos y le mandó un mensaje a los veganos

Gustavo Almassio es un productor ovino de San Cayetano, donde un temporal de frío y lluvia golpeó duro a su rebaño: perdió más de 100 corderos, pero puso todo de sí y salvó a 17.
Todo por sus animales: Almassio hizo todo para salvar a su rebaño del temporal. 

Todo por sus animales: Almassio hizo todo para salvar a su rebaño del temporal.  

Una historia de pasión, triste por el desenlace de más de 100 corderos que no pudieron superar las inclemencias del clima, pero que grafica la entrega de un productor bonaerense que hizo todo lo posible por intentar salvar a su ganado ante un crudo temporal que azotó a la zona de San Cayetano, cerca de Necochea. Es el caso de Gustavo Almassio, productor ganadero que incluso llegó a sacar las frazadas de su cama y meter los corderos en su bañera. El esfuerzo le sirvió para salvar a 17 animales.

“Los corderitos, cuando nacen, tienen dos o tres días que son de alta susceptibilidad a factores como hipotermia, frío, viento o lluvia. Eso es tremendo. Lamentablemente tuvimos un error en la parición y muchos nacieron en septiembre, en lugar de julio, y ante el temporal desatado cuando fuimos a ver el lote nos encontramos con un verdadero campo de batalla”, contó Almassio en una entrevista con La Red Rural (AM 910).

Ovejas almassio.jpeg
Los animales que sobrevivieron al durísimo temporal, en el interior de la casa de Almassio.

Los animales que sobrevivieron al durísimo temporal, en el interior de la casa de Almassio.

Al llegar hallaron a varios animales con cuadros de hipotermia. “Lamentablemente se estaba dando, porque esperábamos que fuera así pero lamentablemente no disponemos de galpones protectores”, expresó.

https://twitter.com/galmassio/status/1436112907046109189

Y ahí sucedió el momento crucial: Almassio volvió a la camioneta y optó por llevarse a todos los corderos posibles al calor de su casa.

“Pusimos en marcha lo que ya sabemos: estufa, cocina a leña y agua caliente. Una bañera, loza y más agua caliente. La primera parte fue sacarlos de la hipotermia, era lo urgente. A una que ya la había dejado, le había puesto “Maruja”, pero parecía que ya estaba muerta. Sin embargo decidí ponerla en agua caliente", contó el productor.

Pero el milagro sucedió: Maruja, estaba viva. "Felizmente salió de la hipotermia. Saqué las frazadas de mi cama. Esa noche la pasaron bien y ahora están tomando la mamadera”, reveló Almassio.

Y el episodio también le dejó un aprendizaje. Para el ganadero, la clave en los próximos meses estará en construir una serie de galpones que protejan a los animales de las inclemencias del clima. Se trata de estructuras en las que podrían caber de a 100 animales de los 600 que tiene. Su intención es construir más de un galpón.

https://twitter.com/galmassio/status/1435935549521543168

Atahualpa, el héroe inesperado

Un detalle del esquema productivo, que apunta a la convivencia de su actividad con el ambiente es el uso de perros para combatir a los predadores naturales de las ovejas. Fue justamente uno de los perros el que avisó la situación que estaban viviendo los corderos.

"Los perros son una manera de mantener un equilibro en el campo. No me gusta usar ningún tipo de venenos. La producción de ovinos tiene muchas dificultades, entre ellos los predadores naturales, los más peligrosos, zorros y pumas", sostuvo Almassio.

Para enfrentar esa problemática, el productor introdujo tiempo atrás un perro, Atahualpa, "que no actúa atacando a otros, sino por disuasión", reveló. Y aseguró: "hace un año que lo tengo y no tuve problemas de ataque de pumas. El tipo manda y no se acerca".

Según relató Almassio, Atahualpa vive con las ovejas. "Está en el lote, durante el temporal estuvo, recorre, viene hasta la casa, es el objetivo de los perros protectores", contó. Y en el caso del temporal fue el qué le avisó al productor la situación.

Embed

En este esquema sustentable, Almassio también le quiso dejar un mensaje a la parte de la sociedad que condena la producción de animales. “Yo me dedico a la producción ovina y vacuna. Carnes y lanas. Y no soy vegano, pero no significa que no quiera ni ame a los animales. Y si bien hay un fin económico. Pero acá hay algo que tiene que ver con el alma, con lo que a uno le gusta. Yo vivo para los animales, no de los animales”, concluyó.

Se habló de
s