OLA DE CALOR

La ola de calor también le pega al campo: el Ministerio de Agricultura alertó por un "desecamiento generalizado"

El clima no cede y se adelantaron las altas temperaturas que se esperaban para inicios de enero. El campo sufre la combinación del calor y la escasez de lluvias en varias regiones productivas.
Las sequias se conjugan con la ola de calor: duro impacto en una amplia zona del campo. 

Las sequias se conjugan con la ola de calor: duro impacto en una amplia zona del campo. 

La Oficina de Riesgo Agropecuario (ORA) que depende del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación informó zonas productivas del país, con mayor foco en el centro, sufren por estos días las inclemencias de la ola de calor que azota al reto del país, con el agravamiento de la falta de lluvias en una basta región del campo. “En las provincias pampeanas se observa un desecamiento generalizado, producto de las escasas precipitaciones y de las temperaturas altas”, alertaron desde ORA. El clima aprieta y mucho a los productores agropecuarios.

Si bien el trigo ya está muy cercano a culminar su cosecha, con rindes que sorprendieron y elevaron las estimaciones de la campaña, la preocupación de los productores agropecuarios está centrada en los cultivos de verano, principalmente soja, maíz y girasol. En este marco, casi la totalidad de la provincia de Entre Ríos se encuentra en alerta por la situación, una verdadera “mancha amarilla” en los mapas que solo se descomprime en la zona de Victoria, cerca del río Paraná.

El fenómeno también es sufrido en Santa Fe. En esta provincia los problemas se centran en la banda norte de la zona núcleo de la Pampa Húmeda, un área que también está comprendida por el centro de Córdoba y el noreste de Buenos Aires.

ORA clima.jpg
Desde ORA compararon los efectos de la ola de calor que le pega de lleno al campo.

Desde ORA compararon los efectos de la ola de calor que le pega de lleno al campo.

Casualmente en territorio bonaerense se da la misma situación en el otro extremo, entre las ciudades de Bahía Blanca y Carmen de Patagones. Allí el panorama se mantiene con un calor y una sequía alarmante desde hace varias semanas y la preocupación de los productores está al máximo, no solo desde las producciones agrarias sino también en zonas ganaderas.

El resto de Buenos Aires, en líneas generales, mantiene al día de hoy “reservas regulares a adecuadas” de agua en los suelos.

¿Hasta cuándo sigue la ola de calor?

Desde ORA adelantaron que “durante toda la semana se mantendrán temperaturas cálidas desde el norte de Patagonia hasta el norte del país”.

Girasol
El campo sufre por la ola de calor y sigue de cerca el pronóstico de las lluvias.

El campo sufre por la ola de calor y sigue de cerca el pronóstico de las lluvias.

Con mayor precisión, para los primeros días del año próximo se aguarda a que el termómetro supere largamente los 35°, con regiones de Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, parte del Noroeste y el Noreste con máximas que pasarán los 40°.

¿Habrá alivio? Sí, al menos en las estimaciones. Desde ORA informaron que se pronostica un sistema frontal desde la Patagonia y que avanzará en sentido Noreste.

“Dejará lluvias entre miércoles y sábado en la primera semana de enero en norte de Chubut, Río Negro, La Pampa, Buenos Aires, Mendoza, San Luis, Córdoba, centro y sur de Santa Fe y sur de Entre Ríos”, concluyeron.

Se habló de
s