Precipitaciones

Lluvias: alerta por posibles complicaciones para la soja

El agua caída esta semana no cambiaría lo esperado para la gruesa, pero podría afectar las cosechas de soja y maíz. Esperan buen impacto en el trigo.
25 de mar de 2021 - 12:38
Lluvias: alerta por posibles complicaciones para la soja
La soja no modificaría sus estimaciones pese a la buena cantidad de lluvias en la región central. 

La soja no modificaría sus estimaciones pese a la buena cantidad de lluvias en la región central. 

El trigo aprovecharía las lluvias. Se están recargando los perfiles

El trigo aprovecharía las lluvias. "Se están recargando los perfiles", dijeron en la Bolsa de Cereales porteña.

El girasol había sufrido el calor y la sequía en Chaco y Santiago del Estero. 

El girasol había sufrido el calor y la sequía en Chaco y Santiago del Estero. 

Las precipitaciones por las que clamaban los productores agrícolas del noroeste de Buenos Aires y sur de Santa Fe finalmente llegaron. Las fuertes lluvias, que comenzaron esta semana y de las que se espera que continúen hasta el fin de semana, le entregaron a los castigados suelos de la zona la humedad que tanto le faltó a la soja y al maíz. Sin embargo, especialistas aclararon que esto no se trasladaría a un repunte de las estimaciones de cosecha y podrían generarse inconvenientes para la cosecha gruesa. La buena noticia es que dejará mejor parado al trigo y alentaría su siembra.

“El problema para la soja y el maíz es que esas regiones que están sumando buenas cantidades de agua en los suelos ya tienen un avance importante en sus campañas. La cosecha de maíz ya empezó y también, en la soja de primera, algunos cuadros ya están siendo levantados”, le explicó a A24.com Agro Esteban Copati, el Jefe de Estimaciones de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).

Sobre este punto Copati remarcó: “Incluso si sigue lloviendo podría ser una complicación para las cosechas, por lo que tiene que ver con lo logístico. La soja, si ya está lista para levantarla y eso se demora a causa de las lluvias, se comienza a manchar y pierde rinde”.

Los analistas indicaron que el avance de los cultivos en la zona ya tiene un grado que no le generaría una mejora en la calidad de los cultivos. Sobre todo, sostienen, en la soja de segunda. Por lo tanto desde la Bolsa de Cereales de Buenos Aires eligieron no hacer una estimación acerca de si este evento climático tendrá un correlato en los millones de toneladas resultantes de la campaña actual.

El espejo es lo que viene sucediendo en la cosecha del maíz. “Las chances de irse hacia arriba en la producción son muy limitadas, incluso hay más chances de terminar haciendo un ajuste a la baja en el caso de que los rendimientos estén por debajo de lo esperado. Eso fue lo que pasó con el maíz, y es un antecedente”, contó el analista de la Bolsa de Cereales porteña.

En este sentido la Bolsa de Comercio de Rosario, que tenía una estimación de 49 millones de toneladas para la cosecha de soja, a principios de marzo bajó sus cálculos a 45 a causa del intenso calor y la falta de precipitaciones en esa zona de la pampa húmeda. Por su parte, la BCBA estima 44 millones de toneladas.

Las lluvias redoblan las chances del trigo

El cereal podría sacar ventaja del agua que quede en los suelos, de seguir las precipitaciones. Los analistas climáticos indicaron que la campaña triguera anterior, que había gozado de una buena intención de siembra, tuvo sin embargo un deterioro en la humedad de los suelos, lo que afectó al área de siembra total y a los rendimientos.

Trigo.jpg
El trigo aprovecharía las lluvias.

El trigo aprovecharía las lluvias. "Se están recargando los perfiles", dijeron en la Bolsa de Cereales porteña.

“Este año estamos a un mes y medio de arrancar la siembra y se están recargando los perfiles. Esta recuperación hídrica seguramente va a alentar a la siembra del trigo”, analizó Copati.

Lo que viene para todo el país

Entre hoy y mañana seguirá lloviendo, sobre todo en el margen oeste de Buenos Aires y sectores de La Pampa, incluso. Pero no tanto en la zona núcleo”, explicó Copati.

En la mañana de este jueves el INTA Manfredi, en Córdoba, registró 17 milímetros en los suelos. Allí el registro mensual parcial está en 102 mms y el anual en 344. En tanto que la lluvia promedio histórica para el mes de marzo es de 99 mms.

En la zona de Rosario las mediciones también mostraron una jornada copiosa. En las cercanías de la ciudad el aproximado fue de 70 milímetros y la humedad en los suelos es del 100%.

Pero también el agua se hizo presente en Chaco, Santiago del Estero, Tucumán y Salta.

Girasol
El girasol había sufrido el calor y la sequía en Chaco y Santiago del Estero.

El girasol había sufrido el calor y la sequía en Chaco y Santiago del Estero.

“Para el este santiagueño y parte de Chaco el agua caída estos días va a tener impacto. Hay mucha soja y girasol, que había fallado producto de la sequía y ahora sumaron lluvias. Ahí también tendrán que ver estas precipitaciones, ya pensando en la fina”.

Tucumán y Salta tienen un buen antecedente de lluvias porque tienen un clima de tipo ‘monzónico’, llueve en verano, y es de esperar que esto sea así. Sobre todo en años secos, donde allí la región tiende a ser más húmeda que lo que sucede en la región central”, concluyó Copati.

Se habló de