ESTIMACIONES AGRÍCOLAS

Pronostican un gran salto en la siembra de girasol: cómo influyen la inflación, la guerra y el clima

La oleaginosa tendría un crecimiento de área sembrada superior al 17% en relación al ciclo anterior. Se esperan no menos de 2 millones de hectáreas.
El girasol
El girasol, la inflación, la guerra y el clima: las claves del salto en la siembra.

En contexto de inflación galopante y un dólar que no para de trepar en su cotización, los productores agropecuarios afilan el lápiz y repiensan sus estrategias de campaña para la siembra gruesa que se viene. Y en estos días uno de los cultivos que muestra grandes cambios es el girasol: la oleaginosa tendría un área cultivada de no menos de 2 millones de hectáreas, lo cual marca un salto superficial de más del 17% en relación al año pasado. ¿Qué papel juega la guerra entre Rusia y Ucrania en la mente de los productores?

Los datos fueron suministrados por los analistas de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, que encontraron como las principales razones de la tendencia a la perspectiva climática que “nuevamente anuncia año neutral a seco, en donde el cultivo tiene un mejor desempeño relativo, y una relación de precios que continúa siendo favorable pese a la baja de la cotización en los últimos meses”.

La ventana óptima de siembra del girasol comienza por estos días en el norte del país y se extiende hasta casi el final de año, al terminar noviembre, en el sur del área agrícola.

Girasol .jpg

Y si bien reconocen que en los últimos tiempos se observaron “bajas producciones de semilla”, dada la sequía de los últimos períodos, esa variable puede atemperarse con el ingreso de semillas de girasol importadas.

“De todas maneras, las expectativas de incremento de superficie continuarán afectadas por la evolución de las precipitaciones, así como por las variables de mercado, especialmente en los núcleos girasoleros del sur del país, donde faltan transcurrir un par de meses para el inicio de la ventana de siembra”, aclararon.

La Pampa girasol.jpeg

¿Cómo juega el contexto internacional en el girasol?

Las dificultades para el abastecimiento de combustibles y otros insumos, tanto por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania como por la situación macroeconómica del país y la falta de reservas, son el contexto local e internacional en el cual los productores sacan a la cancha sus planes para la campaña.

“Frente a un escenario de disrupciones en las cadenas de suministros de insumos, costos en niveles históricamente altos y elevada volatilidad, es considerable remarcar que el girasol presenta una ventaja comparativa en relación al resto de los cultivos: una menor intensidad en el uso de insumos que determina menores requerimientos de inversión para su implantación”, precisaron.

Por eso en la Bolsa porteña entienden que se refleja “una mejora relativa en los márgenes esperados para el cultivo”.

“La oportunidad que presenta el mercado internacional para el aceite de girasol argentino, ante la posible ausencia de los dos principales exportadores mundiales, sumada a la mayor capacidad del cultivo para superar los desafíos que presenta un escenario económico y climático complejo, generan incentivos claros para un incremento de la superficie sembrada”, indicaron.

Se habló de
s