Divisas y agro

Qué esperar del mercado cambiario en los próximos meses

Hoy, el mercado cambiario está estable, pero con respirador artificial. Las proyecciones impactan a diversos sectores de la economía, entre ellas el agro.
por Iván Cachanosky | 15 de abril de 2021 - 16:36
La soja
La soja, una de las claves del mercado cambiario en 2021.

El mercado cambiario suele generar tensión en la Argentina, sobre todo en años electorales. Por esta razón, una de las principales preocupaciones que tiene el gobierno es evitar nerviosismo y que la paz cambiaria continúe hasta octubre. Si bien es cierto que hace meses no se observan sobresaltos mayores, esto no quiere decir que no tenga riesgos en el mediano plazo. Hoy, el mercado cambiario está estable, pero con respirador artificial. Desde luego, las proyecciones impactan a diversos sectores de la economía, entre ellas el agro. ¿Qué esperar del mercado cambiario en los próximos meses?

Partiendo de la base de que nunca hay nada garantizado en economía, la probabilidad de un desmadre en el tipo de cambio luce difícil antes de junio. Por el contrario, el segundo semestre comenzaría a ofrecer dificultades en materia cambiaria. Llegar a octubre con un mercado cambiario igual de estable dependerá de la habilidad del gobierno para continuar interviniendo los dólares paralelos o, menos probable, un acuerdo con el FMI que brinde algo de confianza.

Por lo pronto, el corto plazo se encuentra más respaldado. Abril y mayo recibirán la ayuda de los agro-dólares. En este marco, los números de la liquidación han sido buenos según los datos publicados por CIARA. En marzo, la liquidación de divisas fue de US$2.773 millones, siendo récord histórico para ese mes de los últimos 18 años. En cuanto al primer trimestre, la liquidación de divisas alcanzó el monto de US$6.724 millones, acumulando también valores máximos para ese período en los últimos 6 años. En concreto, la liquidación de divisas juega a favor del mercado cambiario este año con un nivel de precios relativamente alto.

Puerto y barco cerealero
EL ingreso de divisas de la soja será uno de los factores importantes para sostener el mercado cambiario.

EL ingreso de divisas de la soja será uno de los factores importantes para sostener el mercado cambiario.

No obstante, no es la única herramienta con la que cuenta el gobierno en el corto plazo. Se debe tener en cuenta también los bonos en dólares del BCRA y del FGS y las reservas internacionales netas, aunque éstas últimas muy débiles. Si bien es cierto que se han vendido US$1.650 millones en bonos para intervenir los dólares paralelos, también es cierto que se han comprado bonos en dólares por US$1.850 millones, por lo que el efecto neto es básicamente nulo. En cuanto a las reservas internacionales, el BCRA estuvo comprando divisas en los últimos meses, pero pocas sirvieron para fortalecer las reservas netas, que rondan los US$5.500 millones, aunque alrededor de US$1.500 están en oro, por lo que las reservas de rápida disponibilidad (que son las que importan para el mercado cambiario) se encuentran por debajo de los US$1.500 millones. Aquí, el margen de acción es minúsculo.

Por último, un “regalo inesperado”. Argentina recibirá US$4.354 millones del FMI. Esto no implica que se incrementa la deuda. El FMI ampliará el monto previsto para distribuir este año entre los distintos países miembros a US$650.000 millones. Debido a que Argentina posee una participación del 0,67%, le significará un ingreso correspondiente a US$4.354 millones. En realidad, lo que se incrementará son los Derechos Especiales de Giro (DEG) que expresado en dólares equivaldría al monto mencionado. El plazo para que el giro se realice aún no está anunciado, pero el ingreso de divisas será un hecho.

Esto representa un gran alivio para el gobierno ya que este año el país debe afrontar vencimientos por US$7.200 millones aproximadamente teniendo en cuenta al Club de París y al FMI. En mayo vencen US$2.419 millones con el club de París, mientras que los vencimientos con el FMI en aproximadamente US$4.800 millones se concentran en septiembre y diciembre. De esta manera, el nuevo ingreso por DEGs representa el 60% de estos vencimientos. No obstante, la idea es que parte de este financiamiento contribuya para financiar gastos de pandemia. Desde luego que esto también brindará algo de aire en el mercado cambiario.

En conclusión, el mercado cambiario es un paciente que está en terapia intensiva que utiliza respirador artificial, pero que por el momento se encuentra estable. Este respirador (agro-dólares, bonos y DEGs) no se extenderán en el tiempo indefinidamente. En algún momento Argentina debe recuperar la confianza si quiere calmar en serio las aguas del mercado cambiario. En este sentido, sigue pendiente un acuerdo con el FMI y la elaboración de un plan económico creíble con reformas estructurales para recuperar la confianza.

El autor es Economista Jefe de la Fundación Libertad y Progreso.