Header-Crypto-Cat-notas
Historias cripto

Perdió más de medio millón de dólares en Bitcoin por una cuenta de Twitter de Elon Musk

Un alemán perdió 10 Bitcoins por culpa de un engaño que aseguraba duplicar criptomonedas. Cómo fue el engaño que involucró al CEO de Tesla y que es de los más utilizados por los ciberdelincuentes.
Estafas digitales: el joven se desesperó cuando comprobó que el premio no llegó a su billetera de Bitcoins. (Foto de Nathan Dumlao en Unsplash)

Estafas digitales: el joven se desesperó cuando comprobó que el premio no llegó a su billetera de Bitcoins. (Foto de Nathan Dumlao en Unsplash)

Todo parecía indicar que iba a ser una noche como cualquiera para Sebastian. Terminó de cenar con su mujer, eligieron una serie para empezar a ver en Netflix y, poco más tarde, ella se fue a la cama porque estaba muy cansada.

Todavía sin sueño, él decidió prolongar la velada “jugueteando” con su teléfono móvil sin prestar demasiada atención hasta que recibió una notificación de que despertó su interés.

En Twitter, Elon Musk había posteado la frase “Dojo 4 Doge”. Tres palabras que iban a cambiar todo para Sebastian y por las cuales el joven de Colonia (Alemania) recordará para siempre la noche en que perdió más de USD 560.000.

Un tuit de Elon Musk

Después de releer el posteo del millonario CEO de Tesla y ahora dueño de la red social del pajarito azul, Sebastian seguía intrigado por el significado de “Dojo 4 Doge”. En el siguiente renglón del supuesto tuit, encontró lo que creía sería una respuesta.

"Debajo había un enlace a un nuevo evento, así que hice clic en él y vi que estaban regalando Bitcoins", contaría después, todavía incrédulo, en una entrevista para la BBC inglesa y donde pidió que no se mencione su nombre real.

Por supuesto, Sebastian siguió el link hasta una página web de aspecto profesional, en la que el regalo de Bitcoins parecía estar a pleno. Había un cronómetro con una cuenta regresiva y el sitio prometía a los visitantes que “podrían duplicar su dinero”.

Una enorme señal de precaución que el muchacho no atendió.

Bitcoins regalados a través de una web

Lo que parecía una especie de concurso online estaba dirigido, aparentemente, por el equipo de Tesla, de Elon Musk. Con letras llamativas, invitaba a la gente a enviar desde 0,1 Bitcoin hasta 20 Bitcoins (en aquel momento, 1 BTC tenía un valor aproximado de USD 6.000), y el equipo devolvería el doble de la cantidad enviada.

Ahora sí, alerta, una promesa que por lo menos resultaba llamativa. Sebastian comprobó dos veces el logotipo de verificación junto al nombre de Elon Musk. Repasó la web y de nuevo verificó los detalles que le parecieron reales.

HAcker Foto de Jefferson Santos en Unsplash.jpg
Bitcoins: El anuncio parecía profesional y el nombre de Elon Musk le daba aún más respaldo a la estafa. (Foto de Jefferson Santos en Unsplash)

Bitcoins: El anuncio parecía profesional y el nombre de Elon Musk le daba aún más respaldo a la estafa. (Foto de Jefferson Santos en Unsplash)

Después, entusiasmado por la posibilidad de duplicar algo de dinero de manera instantánea, sólo se concentró en decidir si enviaría 5 o 10 Bitcoins.

"Toma lo máximo”, pensó, “esto es definitivamente real, así que envié 10 bitcoins”, siguió narrando en la entrevista.

Estafas cripto: del entusiasmo a la incertidumbre

Durante los siguientes 20 minutos, mientras la cuenta regresiva de la web seguía bajando, la ansiedad del joven crecía, a la espera de que el premio llegara a su billetera digital de Bitcoins.

A esa hora, en su casa, había un absoluto silencio, por lo que el ruido al apretar la tecla para actualizar la pantalla cada 30 segundos parecía un estruendo.

Poco a poco, la desconfianza ganaba espacio en los pensamientos de Sebastian.

El anuncio parecía profesional e incitaba a entrar en lo que cada vez se parecía más a una estafa y menos a un concurso.

Sin embargo, en ese momento, le volvió el alma al cuerpo cuando descubrió un nuevo tuit críptico y recuperó la confianza en todo: el regalo era real.

No todo lo que brilla es Bitcoin

Lamentablemente, para el muchacho, la cuenta atrás de la página web siguió bajando hasta el cero: "Ahí me di cuenta de que era una gran mentira", confiesa ya resignado.

Entonces, llegó la desesperación. "Me tiré de cabeza en el sofá y el corazón me latía muy fuerte. Pensaba que acababa de derrochar el salvavidas de mi familia, mi fondo de prejubilación y las próximas vacaciones con la familia”, relata durante la entrevista.

Subió las escaleras, todavía alborotado, y se sentó al borde de la cama. Tenía que contarle todo a su esposa: “La desperté y le dije que había cometido un gran error, un error realmente tremendo".

Esa noche, Sebastian no pudo dormir y, en cambio, pasó cada minuto enviando emails al sitio web del estafador y tuiteando a la cuenta del falso Elon Musk con la intensión de recuperar algo de su dinero.

Con las primeras luces de la mañana, el muchacho se lamentaba frente a su esposa porque se había dado cuenta de que sus ahorros ya no volverían.

Hacker 1 Foto de Clint Patterson en Unsplash.jpg
Si bien Twitter es muy popular, según los expertos, las estafas de regalos también se ven en YouTube, Facebook e Instagram. (Foto de Clint Patterson en Unsplash)

Si bien Twitter es muy popular, según los expertos, las estafas de regalos también se ven en YouTube, Facebook e Instagram. (Foto de Clint Patterson en Unsplash)

Una estafa de manual

Ese año, el 2018, los 10 BTC de Sebastian eran la mayor cantidad que habían registrado como perdidos en una sola transacción. Solamente en los 3 primeros meses, las bandas de estafadores ya habían ganado más de USD 18 millones engañando a personas como el joven alemán que le creyó al tuit de un falso Elon Musk.

Las técnicas de estafas virtuales de los delincuentes no han cambiado mucho desde 2018, pero los especialistas en ciberseguridad sostienen que es importante señalar que la gente que cae en estas estafas no es ignorante.

De hecho, en el caso de Sebastian, suena bastante posible que alguien como Elon Musk, un gran fanático de las criptomonedas, regale algunas para promocionarlas. Muchas plataformas cripto utilizaron esa técnica para promocionar sus servicios y eso también lleva a la confusión de la gente.

En este caso puntual, los delincuentes procuraban cuentas robadas a personas destacadas, para asegurarse de contar con “el tilde azul” de «verificado», así la cuenta parece fiable.

Luego esperan a que las cuentas reales tuiteen y publican una respuesta para que parezca que los famosos han publicado las estafas a sus millones de seguidores. Si bien Twitter es muy popular, según los expertos, las estafas de regalos también se ven en YouTube, Facebook e Instagram.

Una buena experiencia con Bitcoin

Con el paso del tiempo, Sebastian sigue algo avergonzado. “Estudié y tengo un buen trabajo de marketing en la industria informática. Vivo con mi mujer y mis dos hijos y tenemos una bonita casa con jardín. Esa noche fui codicioso y eso me dejó ciego", comenta.

Sin embargo, ahora, con 42 años, también recuerda que en 2017 había invertido por primera vez USD 40.000 dólares en Bitcoin, y recuperó su dinero rápido, cuando el valor de la criptomoneda más famosa aumentó.

Pero claro, después de esa experiencia exitosa, tuvo que afrontar con amargura lo que le ocurrió un año más tarde, cuando perdió sus 10 Bitcoins, que muy pronto llegaron a valer 560.000 dólares.

s