Economía global

Evergrande: por qué su crisis tiene preocupados a todos

Pese a una relativa calma después del colapso, el mercado sigue atento la evolución del gigante inmobiliario chino. Cómo llegó a este punto y qué se puede esperar en el corto plazo.
Carlos Toppazzini
por Carlos Toppazzini |
Las oficinas de Evergrande en Shenzhen

Las oficinas de Evergrande en Shenzhen, China. (Foto AP)

Días después, el gigante inmobiliario de China anunció un acuerdo con acreedores que le permitió recuperar cierta calma, aunque sea de forma transitoria. Esto también trajo alivio, en el corto plazo, para los mercados.

Sin embargo, todavía se conoce poco sobre la verdadera situación que atraviesa la compañía, así como de los mecanismos que pueda implementar para afrontar sus obligaciones financieras. Mientras tanto, el mercado global sigue atento a sus movimientos para anticiparse a otra caída generalizada de las principales Bolsas del mundo.

Evergrande, un recorrido marcado por el crecimiento

La empresa emplea directamente a más de 200.000 personas e indirectamente mantiene casi 4 millones de puestos de trabajo al año. Su negocio, además, se amplió más allá del real state para llegar a vehículos eléctricos, parques temáticos e, inclusive, convertirse en propietaria de un equipo que posee la escuela de fútbol más grande del mundo.

Entonces, más allá del transitorio desenlace, la pregunta aparece naturalmente: cómo llega una compañía de estas características a semejante situación.

En primer lugar, explica para A24.com Sofía Gancedo, co-fundadora de la plataforma de crowfunding inmobiliario Bricksave, “el modelo de negocios de Evergrande tiene una gran fuente de ingresos de propiedades en construcción y, en el contexto de la pandemia, las ventas se han ralentizado por lo que no puede terminar las propiedades comprometidas y tampoco venderlas, lo cual repercute en una baja de la recaudación e incumplimiento de pago a proveedores, quienes a su vez no proveen materiales a la firma por falta de pago”.

Claramente, este círculo vicioso genera un flujo de caja de muchísima presión, lo que a su vez provoca un impacto en las industrias en las que la compañía tiene injerencia.

Otro punto a tener en cuenta es que “el fuerte crecimiento de la compañía estuvo financiado por enormes préstamos los cuales le representan una deuda superior a los USD 300.000M, un grave problema para la compañía que, en los últimos meses, se desplomó más de un 90% en la Bolsa de Hong Kong”, señala en diálogo con A24.com Maximiliano Donzelli, jefe de Research en InvertirOnline (IOL).

El impacto de Evergrande en los mercados bursátiles

El gigantesco nivel de deuda acumulado expuso a la compañía a grandes riesgos. La raíz del problema, comenta Gancedo, “se encuentra en los altos niveles de deuda y el impacto que tendría en múltiples industrias una eventual caída de Evergrande, empezando por los bancos y las entidades financieras a las que la compañía debe plata”.

En ese sentido, cuando se acrecentaron los problemas en la última semana por las dificultades para enfrentar sus deudas, la noticia repercutió rápidamente en el mercado financiero, especialmente en las principales acciones de China, ante la posibilidad de que otros promotores inmobiliarios puedan tener inconvenientes similares.

“Uno de los motivos de la fuerte corrección que se vio en los principales índices bursátiles en las últimas jornadas, obedece justamente a la posible quiebra de Evergrande y la posibilidad de no poder enfrentar sus obligaciones financieras”, reconoce Donzelli.

Un escenario que preocupa a China y al mundo

El riesgo que involucra la posible quiebra de la empresa recae directamente sobre la economía china por el peso que pondera el sector inmobiliario sobre su PBI, donde representa alrededor del 29% del Producto Bruto Interno. La quiebra de una de sus empresas más grandes del sector perjudicaría directamente a todo el país asiático.

Además, aclara Donzelli, “puede generar un efecto contagio en empresas del mismo sector, lo cual repercutirá indirectamente en el sector financiero y otros sectores como el de materiales básicos e industrial”.

Para Gancedo, en tanto, “acumular una deuda tan alta achica muchísimo el margen de acción de cualquier compañía, especialmente cuando aparece una crisis como la del Covid-19, que golpea a casi todos los sectores de la economía mundial”.

Por el momento, puntualiza el ejecutivo de IOL, “será clave seguir la situación y estar atentos a un posible salvataje del gobierno de China para evitar que el problema de una empresa se vuelva sistémico”.

Se habló de
s