icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ESPECTÁCULOS

Andrea Campbell aseguró que por el desprestigio público de Rubén Mühlberger quedó trunco un trámite de adopción

Andrea Campbell aseguró que por el desprestigio público de Rubén Mühlberger 
quedó trunco un trámite de adopción
Andrea Campbell

A mitad de mayo la noticia de la clausura y detención del doctor Rubén Mühlberger sorprendió a todos, inclusive a los famosos que solían atenderse con el. El supuesto médico estuvo detenido pero ahora goza de detención domiciliaria.

De toda esa parte penal se dedica el estudio del doctor Mariano Cúneo Libarona, sin embargo ahora sumaron a Andrea Campbell que se hará cargo de la parte civil del caso.

La panelista de “Nosotros a la mañana” afirmó a "Esto no es Hollywood", el ciclo radial de Fernanda Iglesias por AM Del Plata, que se hará cargo de limpiar la imagen de Mühlberger que fue muy desprestigiada por varios testimonios a los que les iniciará demandas por daños y perjuicios.

“Varias personas tuvieron dichos o hechos agraviantes para con el doctor. Esto no tiene que ver solo con testimonios en televisión, también está vinculado a otros hechos que todavía no puedo revelar. Lo importante es que él entiende que fue dañada su imagen y su prestigio y lo posicionaron en un lugar distinto al que él debería tener por los logros a lo largo de su vida. Por ejemplo, que se haya dicho que no es médico, cuando sí lo es. Hasta se habló de abusos y de un prostíbulo, cuestiones que nunca existieron”, indicó Campbell.

Además, Andrea reveló un dato desconocido: Mühlberger había comenzado un proceso de adopción de una niña de diez años que, a partir de su detención quedó nulo. “Es un hecho perfectamente acreditable. Él había logrado una vinculación estupenda con la chiquita, pero por todo lo que pasó el proceso quedó trunco”, dijo la letrada.

“No es ninguna ciencia ni hay que estar muy empapado en el tema para saber que las adopciones son muy difíciles y más con nenes de diez años: por lo general los que quieren adoptar buscan niños más chicos. Entonces, cuando algo está tan encaminado y queda trunco por tergiversaciones y porque desprestigiaron a una persona gratuitamente, es lamentable. Lo siento desde el lugar de la chiquita también: ella lo había elegido a él para ser su papá. Es tan difícil lograr esas vinculaciones y encontrar alguien que integre y proteja a estos chiquitos…”, aseguró.

La doctora contó que el parate del proceso afectó a la niña: “tuvo manifestaciones físicas y se enfermó como consecuencia de todo lo sucedido”.

Sobre las acusaciones de que Mühlberger no tenía matrícula para ejercer la medicina, Campbell afirmó: “Lo que sucedió es que se le venció la matrícula y dentro del contexto del COVID no se puede renovar. El doctor mandó un mail en el que preguntaba cómo rematricularse, porque hay que esperar a que termine la cuarentena, pero él está apto para ejercer la profesión. Se retrasó la matrícula pero él está recibido de médico con honores en la Universidad Nacional de La Plata”.

“El doctor tampoco daba lo que se llaman recetas magistrales, que son aquellas en donde no sabés qué es lo que estás tomando porque las mandan a hacer una farmacia y se entrega un frasquito sin la descripción taxativa de las sustancias que contiene. En este caso, si bien algunas se mandaban a hacer a una farmacia, había que ir con la receta y el frasquito venía con la identificación de qué era lo que se estaba consumiendo”.

Respecto a la clínica, Campbell reveló que no está clausurada por una cuestión judicial, sino administrativa. Si se hacen algunos arreglos edilicios, el establecimiento estaría habilitado para volver a funcionar.

“Él está bien, con ganas de trabajar porque sus pacientes lo llaman y le piden que los vea. Lo quieren mucho. Está como alguien a quien azotaron. Imaginate que él no entendía nada cuando ocurrió todo esto, ni siquiera fue la persona que le inyectó las vitaminas (al paciente que luego falleció). Por supuesto, él es el director y responsable de la clínica…”, admitió.

Sobre por qué tomó el caso, Andrea contó: “Cuando me invitaron a incorporarme al patrocinio y representar al doctor, lo primero que dije fue ‘dejame ver porque no quiero agarrar una bolsa de vidrio’. Esa frase me la enseñó Chiche Gelblung, no quería agarrar algo que me lastimara. Pero cuando empecé a investigar me di cuenta de que Mühlberger sabe un montón. Soy muy curiosa, veo y leo mucho, además soy periodista y abogada, no me engañás fácilmente. No quiero decir que sé tanto, pero distingo entre el chanta y el que sabe, y me pareció que el tipo sabe mucho”.

“No me atiendo con medicina ortomolecular (la especialidad de Mühlberger) y no sabía mucho al respecto, pero ahora el doctor me cuenta cosas interesantísimas. Creo que realmente sabe, no es un chanta, y su formación es muy completa. Me convenció defender a un tipo que sabía lo que hacía. Me reuní con él y le dimos para adelante”.

SUBIR

Ovación

NWS

Poder