icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ESPECTÁCULOS

El dolor de More Rial por los comentarios ofensivos de las redes: "Concluía mis días sin poder mirarme al espejo"

El dolor de More Rial por los comentarios ofensivos de las redes:
More Rial

A través de su cuenta de Instagram, Morena Rial compartió una sentida reflexión sobre la catarata de críticas y comentarios maliciosos que recibe en las redes.

Con una foto de cuerpo entero frente al espejo, comenzó: “Puedo evitar las redes, silenciar los comentarios. Pero, ¿cómo apago todo eso que ya leí? ¿Cómo se apagan las burlas de esos que detrás de una red social, con total impunidad, consiguieron que más de una vez concluya mi día sin poder mirarme al espejo?”.

Si bien la hija de Jorge sabe que al ser una figura pública es la gente siempre la señalará por cualquier cosa y aprendió a no darles importancia, una vez que los lee sí en el fondo la terminan afectando. “Es un trabajo de un paso a la vez, el de conseguir abrazarse a uno mismo, pero es dar uno adelante y dos atrás cuando al costado del camino existen personas opinando. De mí, de aquella que no conocen pero les apareció en Instagram, y de su vecina”.

“Que si la ropa es muy ajustada, que si subí de peso, o si bajé! es porque pude pagarme costosos tratamientos. En su lista de preocupaciones no está el daño que hacen comentando, en sus cosas por opinar no se toman el minuto de pensar cuánto es el costo por estar a gusto con uno mismo”, siguió.

“Aprendo a diario el aceptarme, trabajo en el amor por mí, en poder pisar firme luego de esas piedras al autoestima que (hace años) me toca bancar”, indicó More que es madre de Francesco de su relación con el futbolista Facundo Ambrosioni, con quien se separó hace pocos meses.

“Me pido perdón, aunque los demás deberían hacerlo (y no lo espero), me pido perdón por haber creído que soy eso que dicen, me pido perdón por haberme puesto a llorar en cada cuestionamiento que alguien que no me conoce puso en observación, me pido perdón por no haberme defendido, por no haberme protegido. Aún duele, a veces esa burla hace eco y resuena el resto del día, pero hoy tengo ganas. Hoy tengo fuerzas para cada mañana despertar y proponerme ser una mejor versión de mí. Entender que vivir y dejar vivir es cosa de grandeza, es virtud y lo contrario es miseria”.

“Espero que llegue el momento donde todos estemos lo bastantemente ocupados trabajando en nosotros mismos como para tener de tiempo de opinar sobre los demás. Sean felices, libres, vivan y dejen vivir”, concluyó More.

SUBIR

Ovación

NWS

Poder