icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
FÚTBOL

Juntos en defensa y ataque: así ganó Argentina en La Paz

Juntos en defensa y ataque: así ganó Argentina en La Paz
Argentina ganó en la altura.

Argentina pudo plasmar su plan de juego en La Paz y venció a Bolivia 2 a 1 con el plus, muy importante, de haber dado vuelta el resultado. Volvió a ser compacto sin pelota y evitó que el rival pise el área de Armani; con balón tuvo un primer tiempo inofensivo y un segundo capítulo con acciones concretas de peligro en campo boliviano.

Ante la ausencia de Acuña Lionel Scaloni decidió colocar a Exequiel Palacios al lado de Leandro Paredes, correr a Rodrigo De Paul a la derecha y retroceder a Lucas Ocampo por la izquierda: así quedo conformado el esquema 1-4-4-2 con Lionel Messi y Lautaro Martínez en ataque.

Argentina sin balón en el Primer tiempo.
Argentina sin balón en el Primer tiempo.

La selección salió a cuidar las energías, juntó las líneas en la zona 2 (entre su medialuna y el círculo central), con los puntas apenas presionando a los mediocampistas locales. Tenían libertad Alejandro Chumacero y Raúl Castro que se movían desde los costados hacia el centro pero no lograban filtrar pases, ni probar cómodos de media distancia, porque Argentina ocupaba los espacios por adentro y obligaba a que jugaran por afuera.

Argentina con el balón en ataque.
Argentina con el balón en ataque.

¿Qué hacía Argentina cuando recuperaba la pelota? Buscaba a Ocampos por izquierda. El 53 % de los avances visitantes en ese primer tiempo fueron por el lado del jugador del Sevilla y Nicolas Tagliafico. El problema fueron los avances en soledad del jugador surgido en River y sus pocas conexiones con Lautaro.

Detalles del triunfo de Argentina en La Paz.
Detalles del triunfo de Argentina en La Paz.

Bolivia logró ponerse en ventaja porque encontró a Argentina estirado. Scaloni había afirmado en conferencia de prensa que una de las claves en la altura era terminar las jugadas en ataque y en la acción del 1 a 0 los dos delanteros argentinos más Palacios, Ocampos y De Paul quedaron en campo rival con la pelota en juego y Bolivia aprovechó. Chumacero condujo cincuenta metros y aunque De Paul retrocedió y alcanzó su posición no fue agresivo en la marca y le dio tiempo para apuntar a la cabeza de Martins.

En desventaja la albiceleste reaccionó y se apoderó de la pelota. La posesión en el primer tiempo la ganó Argentina con un 50,4%: lo hizo abandonando los pelotazos. Messi buscó el centro, se juntó con Palacios y el juego creció desde los pases cortos, avances en bloque y en campo rival. Así llegó el empate: con Palacios ejecutando un pase profundo y Lautaro mostrando esa voracidad para presionar luego de la pérdida en el área que provocó el rebote y sorprendió a Lampe.

Detalles del empate de Lautaro.
Detalles del empate de Lautaro.

En el segundo tiempo se movieron las fichas y Scaloni manejó mejor los cambios. Primero, Cesar Farías sacó a Saucedo por Bustamante, un mediocampista por un delantero para recuperar el medio que había perdido, pero no lo logró: Martins quedó solo en el área contra cuatro defensores. Luego salieron los que manejaron el equipo: Chumacero y Castro afuera por Céspedes y Miranda y así Bolivia fue solo centros.

Scaloni fue administrando el aire de sus jugadores mientras el equipo jugaba con coraje, corazón y pases cortos. Joaquín Correa fresco por Ocampos, el jugador de la Lazio fue clave en la tenencia; y luego De Paul y Paredes dejaron sus lugares a Nicolas Domínguez y Guido Rodríguez: juventud para correr y buen pie para juntarse con Messi y Palacios.

Argentina se animó a presionar con más gente en la salida de Bolivia, recuperó balones en campo rival y fue directo para atacar: de esa manera llegó la victoria. Veamos dos momentos de la jugada del gol de Correa.

La presión que derivó en el 2-1.
La presión que derivó en el 2-1.
Ataque directo en el 2-1.
Ataque directo en el 2-1.

Argentina terminó el partido como lo comenzó: con el 90% de sus jugadores detrás de la línea de la pelota, cubriendo los pasillos centrales y ofreciendo a Bolivia solo centros lejanos al área. Scaloni administró correctamente un bien escaso en la altura: la energía, y los jugadores interpretaron los momentos para presionar alto y atacar en bloque.

Cómo defendió Argentina la ventaja.
Cómo defendió Argentina la ventaja.

Balance positivo para Argentina en la doble jornada de eliminatorias, ganó ambos partidos y superó, temprano en la competencia, el estigma de la altura. En el análisis táctico la balanza está inclinada: mostró mejor funcionamiento sin balón tanto para presionar arriba como para esperar replegado, pero debe trabajar en los movimientos ofensivos para que, sobre todo del local, los rivales que se cierran no lo obliguen a jugar lento y sin hacer daño.

por Santiago Cantenys
SUBIR

Show

NWS

Poder