Pozos, manchones e imperfecciones: el campo de juego del Tomás Ducó no estuvo a la altura
Superliga

Pozos, manchones e imperfecciones: el campo de juego del Tomás Ducó no estuvo a la altura

Qué pasó. El estadio del campo de juego del Tomás A. Ducó dejó mucho que desear en el partido entre Huracán y River. A simple vista se apreciaron pozos, manchones e irregularidades en el césped. Pero lo peor de todo fueron las imperfecciones en el marcado de las líneas. Muy en deuda para la Superliga.

Por qué está así. “A partir del recital de La Renga (N.d.R: fueron en agosto del año pasado) veníamos bien con el campo, pero después no le encontramos la vuelta. No nos gusta presentar este campo de juego. Duele”, explicó David Garzón, integrante de la Comisión del Estadio, a radio Continental.