historias

Causa Cuadernos: cuatro empresarios cuestionaron la elevación a juicio y podría demorarse todo el proceso

Causa Cuadernos: cuatro empresarios cuestionaron la elevación a juicio y podría demorarse todo el proceso

Cuatro empresarios objetaron la elevación a juicio de la “Causa Cuadernos” y obtuvieron un fallo favorable de la Cámara Federal que podría demorar los tiempos del debate oral, que todavía no tiene fecha de iniciación fijada.

Los empresarios Armando Roberto Loson, Hugo Antranik Eurnekián, Carlos José Mundín y Alejandro Pedro Ivanissevich recurrieron mediante una “queja” a la Cámara Federal a raíz de la decisión del juez federal Claudio Bonadio de rechazar “in limine” por “improcedentes” sendos planteos de nulidad parcial del auto de elevación a juicio decretado.

En el ínterin, Bonadio dio por clausurada la etapa de instrucción y elevó efectivamente el expediente a la etapa de juicio. La causa quedó asignada al Tribunal Oral Federal número siete.

Pero la Cámara, al revisar la decisión de Bonadio, consideró que los planteos de los empresarios, que involucraban también la realización de medidas de prueba previas a que la causa pasara a la etapa de debate son atendibles.

Hugo Antranik Eurnekián, sobrino del presidente de Corporación América, negó haber pagado coimas para acceder a contratos de obra pública.

Mundin, ejecutivo de la constructora BTU, está procesado por dos casos de presunto cohecho activo.

Ivanissevich, titular de la empresa Emgasud, negó haber pagado coimas pero reconoció haber aportado dinero por voluntad propia.

Loson, titular de la empresa Albanesi, fue uno de los primeros en acogerse al régimen del “arrepentido”, apenas comenzó el expediente.

Todos cuestionaron la decisión de Bonadio y también que los requerimientos de elevación a juicio que formularon el Ministerio Público Fiscal, la Unidad de Información Financiera (UIF) y la Oficina Anticorrupción (OA).

Bonadio los rechazó, pero la Cámara, en un fallo firmado poco antes de la feria judicial de enero por los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, corrigió la medida.

“A través de las nulidades planteadas por la defensa, se cuestiona la posible violación a garantías constitucionales, tales como el ejercicio de la defensa en juicio y el debido proceso”, señalaron.

“Consideramos que la decisión atacada podría generar un agravio de imposible reparación ulterior toda vez que dejaría al quejoso sin herramientas para impulsar la revisión de un decisorio que estima contrario a elementales normas procesales y constitucionales”.

Los camaristas evaluaron que “corresponde hacer lugar a la queja introducida y declarar mal denegado el recurso de apelación”.

El expediente, en lo que a las oposiciones a la elevación a juicio se refiere, volverá ahora al juez Bonadio, quien deberá tomar una nueva decisión sobre la cuestión, lo que amenaza con demorar todo el proceso.

s