icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --

La desafiante decisión de Inglaterra en el Haka de los All Blacks

La desafiante decisión de Inglaterra en el Haka de los All Blacks
Haka

Inglaterra hizo historia. En un partido que será recordado por décadas, la Rosa superó 19-7 a Nueva Zelanda y se clasificó a la final del Mundial de rugby que se juega en Japón. Después de las últimas dos ediciones, que quedaron en manos de los hombre de negro, habrá nuevo campeón en 2019.

Más allá del análisis de lo que dejó el juego, tal vez una versión nunca vista del seleccionado inglés frente al mejor equipo de la historia, en la antesala del encuentro se vivió uno de los momentos inolvidables de la Copa del Mundo. Con los All Blacks dispuestos en el césped del estadio Yokohama, de Tokio, para realizar el Haka, sorprendió la actitud que tomó Inglaterra ante la clásica danza maorí.

A los pocos segundos que comenzó el ritual neozelandés, los jugadores ingleses cruzaron la mitad del campo y se pusieron a metros de los jugadores rivales, armando una formación en V para contrarrestar la intimidación que intentan generar los All Blacks con su clásica danza.

Dicha situación fue rápidamente vista por el árbitro del partido, el galés Nigel Owens -considerado el mejor juez en el mundo del rugby-, que junto a sus asistentes, los franceses Romain Poite y Pascal Gaüzère, les pidieron a los ingleses que vuelvan a ubicarse en su parte del campo de juego.

Es más, en la imagen de la transmisión oficial, se ve a Owen Farrell, capitán y una de las figuras de Inglaterra, sonriendo de manera burlona ante el Haka de Nueva Zelanda, una demostración que se convirtió en el sello de uno de los grandes equipos del deporte en el planeta.

SUBIR