Fútbol argentino

Wanchope Ábila contra el Consejo de Boca: los trató de "miserables"

Wanchope Ábila brindó una entrevista donde destrozó al Consejo de fútbol de Boca y aclaró que se lleva bien con Riquelme. Sus polémicos dichos.
Wanchope Ábila prendió el ventilador.

Wanchope Ábila prendió el ventilador.

Wanchope Ábila le dio una nota al youtuber Ezzequiel donde se refirió a su polémica salida de Boca, enfrentado con el Consejo de fútbol del club, integrado por Marcelo Delgado, Raúl Cascini y Jorge Bermúdez.

No me habían comunicado nada de cómo era mi situación, estuve un mes y medio entrenando sin que nadie me dijera nada. Sebastián Battaglia tampoco me avisó que iba a pasar conmigo, no me dejaban hacer fútbol, reveló.

WanchopeAbila2022.jpeg

El punta de Colón agregó: “Quería saber cómo era mi situación para manejarme. En un momento, me cansé de esperar y tener que estar mendigando esa comunicación. Cuando subí ese mensaje a Instagram, sirvió porque pude salir de Boca y volver a jugar. Yo siempre fui de frente y sincero, eso no me lo va a reprochar nadie. Eso me deja tranquilo, fui muy leal con mis principios”.

Wanchope Ábila y el cruce con el Consejo

La relación del plantel con el Consejo de Fútbol era como pasa ahora: cerrada, no es clara la comunicación y muchas cosas fallaban. Se hacía un teléfono descompuesto hasta que llegaba Román, que clarificaba todo”, dijo.

consejo de boca.jpg

Ábila sumó: “Son sus formas, podemos no estar de acuerdo pero no las criticamos. A lo mejor, es su manera de ser y con el poder que tienen lo sacan a la luz de esa forma. Lo peor que puede haber es una persona con poder, porque saca todas las miserias”.

La relación de Wanchope con Riquelme

Mi relación con Riquelme era muy buena. Siempre que nos veíamos, nos saludábamos, él me mandaba mensajes después de que hacía un gol y siempre fue de mucho respeto y de admiración por mi parte. Nunca discutí ni tuve ningún roce con él”.

“Siempre fui respetuoso con la camiseta de Boca, tuve una mala racha de lesiones, pero cuando me tocó jugar dejé todo. No me importaba la dirigencia”.

s