Inseguridad

Caballito: detuvieron a una "viuda negra" de 79 años

La sospechosa drogó a su víctima, un jubilado de 83 años, en una confitería y luego fue a robar a su casa. La Policía la detuvo cuando salía con lo sustraído.

Doña Gloria tiene 79 años. (Foto: Policía de la Ciudad)

"Doña Gloria" tiene 79 años. (Foto: Policía de la Ciudad)

Un curioso caso de “viuda negra” fue resuelto por la Policía de la Ciudad que detuvo en el barrio porteño de Caballito a una mujer de 79 años, acusada de haber drogado y desvalijado a un jubilado de 83 años. La detenida era conocida como “Doña Gloria”.

La sospechosa tomaba un café con la víctima en una confitería situada en las calles Elpidio y Terrada donde le suministró una sustancia que lo dejó inconsciente tras un cuadro de intoxicación.

Después, la implicada se retiró del lugar y el hombre se descompensó. La situación fue alertada por una empleada que llamó al 911.

Personal policial de la Comisaría Vecinal 11A constataron que el celular del damnificado recibía una llamada y cuando atendieron se trataba de un vecino suyo que intentaba advertirle que había una mujer desconocida en su departamento.

De acuerdo a estos datos, los efectivos concurrieron al domicilio ubicado en Margariño Cervantes al 2.600 y aprehendieron a la mujer cuando se iba del edificio con una suma importante de dinero y otros objetos de valor.

En este sentido, “Doña Gloria” tenía $155 mil, 11 dólares estadounidenses, 5 euros, 33 pastillas enteras, un inhibidor de señal, dos juegos de llaves, un certificado de discapacidad y un teléfono celular.

Embed
frameborder="0" allowfullscreen allow=" frameborder="0" allowfullscreen allow="autoplay, fulcrem">

La detenida tenía antecedentes

Mientras tanto, el anciano fue derivado al Hospital Teodoro Álvarez, del barrio de Flores, y los médicos aseguraron que se encuentra fuera de peligro.

En la causa intervino el Juzgado Criminal y Correccional N°12, a cargo del Dr. Paisan, que ordenó la detención de la mujer por tentativa de hurto.

Además, se verificó que la misma contaba con antecedentes por orden de allanamiento, lesiones leves, amenazas y hostigamiento.