Inseguridad en el Conurbano

Ramos Mejía: dos motochorros hirieron e intentaron robarle a un hombre a metros del kiosco de Roberto Sabo

Mientras los medios de comunicación cubrían el crimen de Roberto Sabo, en simultáneo dos robos más a 100 metros de distancia.
Mientras los medios de comunicación cubrían el crimen de Roberto Sabo

Mientras los medios de comunicación cubrían el crimen de Roberto Sabo, en simultáneo dos robos más a 100 metros de distancia. 

Los hechos de inseguridad se repiten a diario en el conurbano bonaerense. Mientras un móvil del A24 cubría el crimen de Roberto Sabo, el kiosquero de 45 años que fue asesinado en Ramos Mejía por dos delincuentes, uno de los vecinos que reclamaba por la inseguridad sufrió un robo.

A metros del kiosco donde se encontraban los vecinos protestando por la falta de seguridad y los medios cubrían la marcha, una persona recibió un puntazo en el hombro cuando dos motochorros intentaron robarle el celular.

“Eran dos, uno manejaba la moto y el otro salió, que fue el que me pinchó. Me dijo ‘dame el celular porque te pincho’. Al principio, pensé que era una joda, pero ahí me tiró y me di cuenta que era verdad”, explicó la víctima.

Embed

Los vecinos que se encontraba en la zona, en tanto, volvieron a manifestarse por la inseguridad que atraviesa la localidad bonaerense de Ramos Mejía. Incluso hubo quienes increparon a un móvil policial para exigir más presencia de las fuerzas de seguridad.

A falta de dos robos consecutivos, sucedió un tercer asalto en un heladería en las intersecciones de la calle Tuyutí y Avenida de Mayo, de la misma localidad. Fue la misma moto que agredió al hombre, la que golpeó la mesa del bar para asustar a un cliente e intentar robarle una cadenita que tenia colgada en el cuello.

Embed

Los vecinos de Ramos Mejía cansados de la inseguridad

Los hechos de inseguridad se vienen repitiendo a diario en el conurbano bonaerense, por eso al conocerse el asesinato de Roberto Sabo, los vecinos se autoconvocaron para pedir justicia por la víctima.Se trasladaron a la comisaría N°2 de Ramos Mejía para continuar el reclamo y exigir la presencia del intendente Fernando Espinoza y del titular de Seguridad bonaerense, Sergio Berni.

Para reclamar justicia y una respuesta concreta de los funcionarios, los vecinos cortaron calles, prendieron fogata y alzaron carteles. Entre las pancartas se podían leer consignas como “Basta de Zaraza”, “Matanza zona liberada” y “Algo peor que un político corrupto es un ciudadano que los defienda”.

En horas de la noche, cuando llegó Sergio Berni, la gente reaccionó con gritos e indignación. “Sorete”; “Asesino”; “Vende Patria”, fueron algunos de los insultos de aquellos que reclamaban justicia en el lugar.

Se habló de
s