Peronismo vs. peronismo

La "mesa de San Isidro": ¿cómo es la tercera vía "antigrieta" que arman Schiaretti, Urtubey y Morales?

Dicen que van a jugar a "nivel nacional". El fantasma de la frustración de Alternativa Federal y el miedo a Javier Milei.
Nicolás Poggi
por Nicolás Poggi |
Aliados. Schiaretti y Urtubey. (Foto: archivo)

Aliados. Schiaretti y Urtubey. (Foto: archivo)

Una reunión reservada en la casa de Juan Manuel Urtubey encendió alertas en la política: los gobernadores Juan Schiaretti, del PJ de Córdoba, y el radical jujeño Gerardo Morales podrían ser los bastoneros de un nuevo armado de “centro” que busque captar a los votantes desencantados con la grieta, que siempre oscilan en torno del 35% y son decisivos en cada elección.

El incipiente armado involucra a otros actores hoy alejados del kirchnerismo como Florencio Randazzo, que fue el único de su espacio que entró a la Cámara de Diputados en las últimas elecciones, y Roberto Lavagna, que sigue controlando un puñado de legisladores en el Congreso.

También se anotan otros referentes dialoguistas como el diputado bonaerense del PRO Emilio Monzó, ex presidente de la cámara, y el ex ministro del Interior de Cambiemos Rogelio Frigerio, además del intendente de Rosario, Pablo Javkin, un emergente de la Coalición Cívica que hoy tiene su propio partido (“Creo”).

GERARDO MORALES.jpg
Gobernador de Jujuy, Gerardo Morales.

Gobernador de Jujuy, Gerardo Morales.

Fue durante una cena a comienzos de mes en la casa que Urtubey tiene en San Isidro que estos dirigentes de distintos sectores empezaron a explorar vías de acuerdo para ofrecer, potencialmente, una tercera alternativa.

¿Es la vuelta de “Alternativa Federal”, el armado que Schiaretti, Urtubey, Sergio Massa y Miguel Pichetto impulsaron sin suerte durante el macrismo, antes de la conformación del Frente de Todos?

Por lo pronto, no será lo mismo.

El engranaje del nuevo armado

Javkin HOR
Intendente de Rosario, Pablo Javkin. (Foto: archivo)

Intendente de Rosario, Pablo Javkin. (Foto: archivo)

Esta vez, a diferencia de la identidad “peronista” que unía a los cuatro socios anteriores, el flamante polo de "centro" se nutriría de radicales como Gerardo Morales, que ostenta un modo de gobierno “peronista” en Jujuy, y ex lilitos como Javkin, además de integrantes del Pro como Monzó, que siempre fue un justicialista metido en las mieles del macrismo.

“Esto es más que lo de la vez pasada -se entusiasman ante A24.com desde el sector, al comparar las posibilidades actuales con el extinto Alternativa Federal-. Sólo faltaría Massa, que llegará cuando sea el momento porque está desesperado por salir de dónde está”, provoca la fuente.

La presencia en ese asado de Graciela Camaño, que ya no quiere ser identificada con el lavagnismo, despertó suspicacias acerca de un posible puente con su viejo jefe del Frente Renovador, a quien dejó cuando el tigrense volvió al redil de Alberto y Cristina.

Lavagna no fue a la reunión pero a principios de mes había dejado el bajo perfil para pronunciarse a favor de que el presidente de la Corte Suprema, en este caso Horacio Rosatti, sea el titular del Consejo de la Magistratura, en contra de los intereses del kirchnerismo.

https://twitter.com/RLavagna/status/1510593555970015241

Desde el entorno de uno de los dos gobernadores que participaron de la reunión sopesan que en Alternativa Federal “había más nombres propios” que ahora porque “aquel Massa era más que este tándem Monzó-Randazzo”, aunque admiten que si bien este potencial armado “tiene menos estrellas para la marquesina, hay más sustento político”.

¿Por qué? “No se juntaron dos gobernadores cualquiera”, dicen desde el espacio, al ponderar las figuras de Schiaretti y Morales, y “mucho menos” si se tiene en cuenta que el mandatario jujeño, acotan, es el presidente de la UCR.

El hecho de que Schiaretti haya salido de Córdoba para ir a Buenos Aires por segunda vez en dos años -la oportunidad anterior había sido para la asunción de su esposa, Alejandra Vigo, como senadora- también es destacado en esa mesa. “El ‘Gringo’ es un tiempista de la política, trata de calmar las ansiedades y meter la estocada en el momento oportuno”, lo definen en su entorno.

Schiaretti Perotti Bordet.jpeg
Tres gobernadores. Bordet, Perotti y Schiaretti. (Foto: archivo)

Tres gobernadores. Bordet, Perotti y Schiaretti. (Foto: archivo)

Javkin también es bien ponderado en ese grupo porque tiene “grandes chances”, creen los armadores, de ser el próximo gobernador de Santa Fe. Y Frigerio también cuenta con posibilidades, según esos cálculos, de ser el mandamás de Entre Ríos (de hecho ganó las elecciones legislativas del año pasado).

A ellos le suman “dos buenos armadores” bonaerenses como Monzó y Randazzo, aunque reconocen que, de prosperar, el problema de esta alternativa será la “pata” en la provincia de Buenos Aires por las dificultades de hacer pie en el AMBA, donde el kirchnerismo y el Pro se reparten los distritos.

El ayer y hoy del peronismo federal

Alternativa Federal
Urtubey, Schiaretti, Massa y Pichetto en el extinto Alternativa Federal. (Foto: archivo)

Urtubey, Schiaretti, Massa y Pichetto en el extinto Alternativa Federal. (Foto: archivo)

Otra comparación que hacen entre un armado y otro es que el viejo Alternativa Federal “tenía muchos con la camiseta 10 pero pocos peones”. “Casi todos los que comieron el asado en San Isidro son dialoguistas y mesurados -sopesan-. Además, no todos son peronistas: hay radicales. Y si se sientan es porque saben que pueden construir algo a futuro. Si no, no lo hacen”.

“Son conversaciones que recién empiezan de manera grupal, pero todos venían hablando entre sí”, señalaron ante A24.com desde el peronismo de Salta, donde destacan que todos los comensales son “críticos de la polarización”.

Los involucrados buscan “generar un diálogo que tiene que institucionalizarse antes de la elección” porque están convencidos de que “si no se gobierna con un núcleo de acuerdos y un cambio de actitud, no hay salida, aunque suene trillado”.

Sergio Massa en encuentro de Conciencia, se mostró con Larreta y pidió Pacto de la Moncloa para resolver la crisis en Argentina.jfif
Larreta, Morales y Massa, en un encuentro reciente. (Foto: archivo)

Larreta, Morales y Massa, en un encuentro reciente. (Foto: archivo)

De todos modos, aclaran que si estas charlas “terminan en un armado electoral, depende del devenir político de cada uno de los sectores. Por ahora es un acercamiento”.

Los voceros consultados resumen el encuentro en una cena entre “peronistas, radicales y viejos peronistas del Pro que pueden sentarse a hablar de política, del país y ver cómo está la cosa”. No es un sector del peronismo “enojado” con Cristina o el kirchnerismo, sino algo más amplio. Y, en ese juego, Schiaretti quiere ser el gran elector.

De hecho, el mandamás cordobés dio una muestra de amplitud y recibió en su despacho, días antes de viajar a Buenos Aires, a su par chaqueño Jorge Capitanich, de reconocida filiación cristinista.

Además, y según pudo saber A24.com, esta semana Schiaretti recibirá a Urtubey en el marco de la presentación de un libro de su ministro de Economía, Osvaldo Giordano, una actividad a la que el dirigente salteño fue invitado especialmente.

Cómo sigue

Schiaretti Urtubey horiz
Socios. Schiaretti y Urtubey. (Foto: archivo)

Socios. Schiaretti y Urtubey. (Foto: archivo)

De avanzar, el incipiente espacio tendrá también el desafío de constituirse como tercera fuerza en un terreno donde otros ya fracasaron, como el propio Massa en 2015, Lavagna en 2019 y el mismo Randazzo el año pasado. Una empresa demasiado compleja en una Argentina partida por dos porciones que se retroalimentan y se alternan en el uso del poder.

En el mapa del escenario política que hacen en la “mesa de San Isidro” figuran, a la derecha, Javier Milei, y a la izquierda el trotskismo, mientras en el centro están los dos extremos de la grieta y el puñado de voluntades independientes.

“Ese puñado decidió ponerse en uno de los dos lados de la grieta, pero no sabemos en cuál. Por eso va haber una reconfiguración de los frentes”, arriesgan en la nueva mesa, y aseguran que el incipiente armado de San Isidro “va a jugar a nivel nacional”, aunque resta ver cómo se estructurará y si va a definir a sus candidatos a través de las PASO.

Otro motivo de especulación para alimentar la necesidad de una alianza entre estos sectores es que varios de los gobernadores del PJ se quedan sin reelección el año que viene, como el propio Schiaretti y Juan Manzur, actual jefe de Gabinete pero en uso de licencia en Tucumán, además de Sergio Uñac (San Juan) y Gustavo Bordet (Entre Ríos). Para tener en cuenta.

s