Adaptarse para crecer

Comercio minorista: los 5 cambios que se presentan ante la segunda ola y el futuro

La pandemia desafía estructura comercial de los empresarios pymes. ¿Qué pasa con los medios de pago, los shoppings y la virtualidad?
por Damián Di Pace | 29 de abril de 2021 - 20:56
La cuarentena y las restricciones sociales han generado cambios en los hábitos de consumo que exigen cambios en los procesos de venta del comercio minorista.

La cuarentena y las restricciones sociales han generado cambios en los hábitos de consumo que exigen cambios en los procesos de venta del comercio minorista.

Los cambios en el consumo público y privado en Argentina han sido de shock. Las ventas del comercio minorista representan el 75% del PBI del país y desde 2019 siguen en caída libre.

Lamentablemente no logramos romper la relación de alza del consumo en años impares (eleccionarios) y caída en los años pares, el momento de pagar las cuentas y facturas pendientes. Además, las cuentas las estamos pagando vía mayor ajuste privado y más impuestos. Y encima, hace 3 años que el consumo minorista viene en caída.

¿Qué le deparará al comercio minorista durante la segunda ola y con nuevas restricciones? es una gran incógnita, díficil de resolver a corto plazo.

Las preguntas que los empresarios, emprendedores y comerciantes suelen hacerse hoy en día están entre ¿cuáles son los cambios que vivimos, los que se vienen y los que se proyectan? y ¿qué nos depara este 2021 para volver a la nueva normalidad?

Sin lugar a dudas, con la pandemia ha comenzado un desafío estructural de abordaje de la comercialización minorista presente y futura que para muchos ha sido de “shock”.

Comercio Digital Ecommerce.jpg
En el último año aumentaron las trasacciones del comercio electrónico y, consecuentemente, el uso de tarjetas de crédito, dinero electrónico y billeteras digitales..

En el último año aumentaron las trasacciones del comercio electrónico y, consecuentemente, el uso de tarjetas de crédito, dinero electrónico y billeteras digitales..

Con las fases de cuarentena de la población los procesos de comercialización y consumo se han reconvertido. Al menos podemos describir 5 cambios relevantes:

1- Cambios en el canal minorista.

En estos 11 años vimos un crecimiento del canal de cercanía en pequeños supermercados de consumo masivo de hasta 500 m2, la revitalización de los centros comerciales a cielo abierto de calles y avenidas donde se incorporaron esos formatos express, autoservicios chinos y nacionales.

Los shoppings se convirtieron en centros de entretenimiento, desplazando a las actividades de adquisición de bienes para convertirse en centros de prestación de servicios.

Las grandes superficies comerciales dejaron de crecer y ganaron presencia y participación de mercado los supermercados mayoristas.

Las grandes cadenas de electrodomésticos tuvieron sus años de esplendor y profunda crisis con crecimiento de las ventas online.

2- Comercio electrónico récord.

En el caso de las pymes están protagonizando una reconversión tecnológica.

De acuerdo a un informe de Mercado Libre, 7 de cada 10 ventas han sido online durante esta Cuarentena.

A partir de estas métricas, el sector está obligado a realizar inversiones:

  • El 42% requirió contratar nuevos recursos para operar digitalmente
  • El 33% requirió de servicios extras de logística y entrega
  • El 7 % asistencia tecnológica
  • El 7 % recurso extra para desarrollar ventas online
  • El 6 % recursos para hacer seguimiento de consultas.

3- Penetración Online

De acuerdo a datos de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE), 124% creció la facturación del comercio electrónico en Argentina durante 2020.

Por su parte, el 90% de los adultos argentinos conectados ya compró online alguna vez. Esto representa a 1.2 millones de personas.

Se vendieron 250 millones de productos, un 72% más que el año anterior

4- Medios de Pagos

En un país donde previa a la pandemia más del 80% de las compras de alimentos se hacían en efectivo, hoy el hábito de consumo se revirtió y aumentó más del 50% el uso de la tarjeta de débito, crédito y billetera digital.

De acuerdo a un informe de UDE (Uso del Dinero Electrónico) en el último año se incorporaron 5,5 millones de usuarios en el uso de dinero electrónico y más de la mitad se dio durante esta Cuarentena.

La expectativa es que la cantidad de usuarios de pagos electrónicos sigan creciendo aún más.

De acuerdo a Sensor-Tower las billeteras digitales más instaladas en esta cuarentena son: Mercado Pago, Ualá, CuentaDNI, Naranja X, Prex, Moni, Todo Pago, Plus Pagos, Came Pagos y Xcoop.

5- Segunda Mano Electrónica

La caída de la economía, recortes salariales y pérdida del trabajo para muchos argentinos en esta cuarentena los ha llevado ha tener que realizar por necesidad la venta de bienes en buen estado.

Este tipo de ventas de bienes usados se hacen a través de redes sociales (Instagram, Facebook, entre otras) o market place como puede ser Mercado Libre.

Esta modalidad se está convirtiendo en un modo de obtener ingresos extras y sostener sus niveles de gastos mensuales o compromisos de deuda, al menos en el corto plazo.

La Investigadora española en el Uehiro Centre de la Universidad de Oxford, Carissa Véliz, señala que “en el mundo poscovid, tal vez estemos tan hartos de nuestras pantallas -y de que nos arrebaten nuestros datos- y habremos echado tantísimo de menos el contacto personal, que dejaremos los teléfonos en casa más a menudo y disfrutaremos más de la presencia de otros y de la naturaleza. Ese panorama es igual de posible y mucho más luminoso”.

Yo también veo este mundo postpandemia tan real y posible. Al punto que hoy pagaría mucho por ir a tomarme una cerveza a un bar con mis amigos, ir con mi mujer a cenar a un restaurante, llevar a mis sobrinos a museos, recorrer mi país con los servicios turísticos o jugar al fútbol con mis compañeros del colegio en mi club social de barrio.

Sin embargo, estamos viviendo la segunda ola de la pandemia, hay restricciones sociales y nuestros cambios por necesidad imponen nuevas condiciones y medios de compra.

Tanta pantalla digital dejará más pantalla digital. Pero ojo que lo diferente y buscado serán las nuevas experiencias del contacto humano siempre tan fundamentales y necesarias para el ser social que somos.

Sin embargo, el comercio físico deberá mostrar nuestras experiencias de compra a través del comercio online, la tecnología y la digitalización.

El comercio del futuro se está construyendo en el presente. En tan solo un año se dieron cambios que se proyectaban en una década. En un década se proyectan cambios que comenzarán como desafío este año aún en pandemia. Hacia allá vamos.

Se habló de
-

Últimas Noticias