Tips para Pymes

La Generación Alpha: cómo ven a las empresas y que relación tienen con el consumo

Se considera que son la verdadera generación nativa digital. Para ellos, la tecnología es una extensión de su propia conciencia e identidad. Conocé todas sus características.
Mariela Mociulsky
por Mariela Mociulsky |
La Generación Alpha busca vivir experiencias innovadoras

La Generación Alpha busca vivir experiencias innovadoras, se vincula con empresas que comparta sus valores y está involucrada con el cuidado del planeta.

La Generación Alpha está formada por las personas que nacieron a partir de 2010, y se estima que podría incluir hasta los que nazca en 2024. ¿Cómo influyen sus hábitos de consumo en las empresas PyMES?

Para analizar a las distintas generaciones, debemos entender el entrecruzamiento entre el contexto, su evolución y cómo éste interactúa con las personas para definir su forma de ver el mundo.

Así, los grandes acontecimientos globales, políticos, económicos y sociales, y en particular en los últimos 20 años, el ritmo del cambio tecnológico, han marcado diferencias fuertes en los valores, modos de interactuar socialmente, de trabajar, de pensar el futuro, entre otras cosas.

Hoy está claro que el tiempo que marca las diferencias generacionales cada vez se reduce más, esencialmente atados a la vertiginosa Transformación Digital.

En este contexto, la Generación Alpha se constituye en una generación con sus propias características en un contexto marcado por la aceleración del mundo digital, pero también, fuertemente impactada en medio de su infancia por la pandemia global.

Aquellas personas que forman parte de la Generación Alpha son descendientes de los Millenials y por tanto, están inmersos desde el inicio en una concepción del mundo y de la vida donde muchos valores tradicionales ya fueron resignificados o reemplazados.

Según las estimaciones de los expertos, cada semana nacen más de 2,5 millones de Alpha en todo el mundo. Lo que implica que para 2025, podrían ser más de 2.000 millones en todo el mundo.

En Argentina, se estima que cerca del 20% de la población correspondería a esta generación (0 a 12 años aprox.), es decir, unos 9 millones de niños y pre adolescentes.

Una generación nativa digital por excelencia

Esta camada de niños, se considera la verdadera generación nativa digital. Posiblemente no habrá generación más conectada que ésta. Para ellos, la tecnología es una extensión de su propia conciencia e identidad, y las redes sociales integran naturalmente su forma de vida.

Su relación con la tecnología es igual de natural que la relación que tienen con sus padres y amigos, y sus padres han entendido que la tecnología no solo es parte de la vida de sus hijos, sino que de su experiencia con ella, dependerán sus chances de inserción laboral y profesional a futuro.

Han nacido en un momento donde los dispositivos electrónicos son cada vez más inteligentes, todo está conectado, en tiempo real y lo físico y lo digital se une en un solo mundo. Los desarrollos de Inteligencia Artificial, Internet of Things (IOT), los chips de memoria y cerebros en red (y en tiempo real), los autos autónomos, los wearables, la impresión 3D, la computación cognitiva, la robótica y océanos de Big Data sin dudas van a marcar cambios en la forma de pensar, aprender, trabajar, interactuar y vivir cotidianamente.

Aún con esta predominancia de lo digital en sus vidas, no significa que su vida transcurrirá exclusivamente en las pantallas.

Pero sí pareciera que la vida off line, estará marcada por algunas dificultades en las relaciones interpersonales, y también, por la ansiedad e incluso por ámbitos sociales pequeños o relaciones poco profundas.

Diversos, abiertos y comprometidos

Serán posiblemente una generación mucho más evolucionada en cuanto a los valores sociales, ecológicos, y también más realista y pragmática (menos idealistas). Muchos serán activistas de las causas, impulsores de debates, y llevarán a la acción muchas más cosas. Es una generación que se alejará de la protesta para transformarla en propuesta.

Claramente, una de sus grandes preocupaciones es y será cómo revertir el impacto climático, y por tanto, serán también más receptivos a las innovaciones, prácticas y formas de consumo sustentables.

Podríamos concluir en que la aspiración de la Generación Alpha es generar un bien en nuestro planeta, tanto en la naturaleza como en la sociedad.

La Generación Alpha y el Consumo: una generación pasiva en gastos pero con fuerte influencia en las decisiones hogareñas

Como generación “touch” y con centralidad “techie”, como también se los ha llamado, estos niños de hoy sobrevuelan en las redes el caudal enorme, no solo de oferta de información, sino también de oferta para el consumo, y se los considera “neómanos” o adictos a la novedad.

Recorren la web a la “espera” de novedades y “sharea” o etiqueta lo que le interese con sus amigos, lo persigue, produce contenido sobre el o los productos, y se vuelven expertos “prosumidores” y crean tendencia, por lo que se los señala cmo “IT-baby-it”

Si bien no son decisores respecto al gasto -ni poseen independencia para la compra inconsulta- influencian fuertemente en los procesos de compra.

Poseen un grado de alfabetización digital comercial tan alto que incluso sus padres los consultan para decisiones que no les competen. Saben claramente los atributos y características técnicas -o saben investigarlas y comprenderlas de inmediato, sobre todo, cuando de tecnología se trata, pero también, respecto de los canales de e-commerce, social commerce, etc.

La pandemia claramente ha acelerado la expertise y también la consulta. Los niños de esta generación han surfeado todas las dificultades de comprender una vida 100% digital, y han aprendido casi todos sus secretos. Y han hecho compras de todo tipo para sus padres, otros adultos del hogar, hermanos, etc. aprendiendo incluso a utilizar y manejar medios de pago, etc.

La Gen Alpha y las Marcas

Esta nueva generación, no tiene un vínculo tan sólido con las marcas. Buscará por un lado, marcas que los lleven a vivir experiencias innovadoras tanto en el mundo digital como en el mundo físico, y por el otro, marcas que acompañen sus valores y sean sustentables. No siempre con ambas condiciones, aunque seguramente tienda a ello.

Las marcas deberán, por tanto, entender bien a estos niños, que no desean ser tratados como consumidores pasivos, y cuyos valores hoy han cambiado.

Y sobre todo, las empresas deberán tener en cuenta que es una generación pragmática, que exige el paso a la acción, y por tanto, rechaza los oportunismos y el “puro bla bla”.

Ser una marca que habla de diversidad, cuidado del planeta, responsabilidad social o igualdad de género, deberá ser algo que se sostiene en el tiempo, que forma parte de la identidad de la marca y que se plasma en acciones concretas.

Se habló de
-

Últimas Noticias

s