Nuevos paradigmas

La tecnología y la nueva normalidad en las PyMES

A partir de 2019 se aceleró la transformación digital en las empresas y en la vida cotidiana. El home office, las billeteras virtuales y el eCommerce son protagonistas de esta nueva realidad. ¿Cómo afecta esto a tu negocio?
Los nuevos hábitos exigen nuevos desafíos. 

Los nuevos hábitos exigen nuevos desafíos. 

En una entrevista con Pymes de A24.com, Marcelo De Vincenzi, decano de la Facultad de Tecnología de la Universidad Abierta Interamericana (UAI), explicó los beneficios de ingresar en la nueva normalidad y cómo ese fenómeno está cambiando la vida de las PyMES en Argentina y en el mundo.

"En los dos últimos años se ha acelerado todo lo que es la transformación digital, con una apropiación de la tecnología por parte de las PyMES, especialmente a través del home working", mencionó el experto al desandar el camino de la pandemia.

Según el analista de la UAI, "el teletrabajo se convirtió en una herramienta muy útil en favor de flexibilizar la jornada laboral y poder así manejar ciertos servicios -algo que antes no pasaba- en términos de capacitación al personal o de atención al cliente".

Marcelo De Vincenzi.webp
Marcelo De Vincenzi se desempña como decano de la Facultad de Tecnología de la UAI.

Marcelo De Vincenzi se desempña como decano de la Facultad de Tecnología de la UAI.

"La nueva normalidad significa que el trabajo ya no va a ser como en 2019. Las horas de empleo se van a flexibilizar y el esquema va a estar centrado en los objetivos", remarcó.

Para De Vincenzi, "lo importante (en este contexto) es ver cómo va a responder el Estado en cuanto a la Ley de Contrato del Trabajo, que hace hincapié en las horas trabajadas y no tanto en los objetivos".

"Tenemos que cambiar la cultura en nuestras PyMES y ajustar las reglamentaciones. La jurisprudencia tiene que actualizarse en línea con las situaciones que están sucediendo y están por venir", enfatizó.

Y subrayó: "en la actualidad hay un montón de cosas que tenemos que rever como sociedad, porque tampoco nuestras casas están preparadas para funcionar como oficinas, especialmente desde lo tecnológico".

Al ser consultado sobre los resultados de un relevamiento dentro del programa de opinión pública sobre informática de la UAI, el decano detalló: "Detectamos que el 76% de la gente que trabaja en el AMBA lo hace desde sus casas y necesita imperiosamente Internet".

"Un 66% de ese universo ve esto como algo positivo", aclaró De Vincenzi.

Pero puntualizó: "respecto de la implementación de los robots en las empresas, el 56% de los consultados nos dijo que estaban preocupados por una posible reducción de las fuentes de trabajo".

"Los robots ya están conviviendo con nosotros. Cuando vamos al banco ya no nos atiende más una recepcionista, nos recibe una computadora que nos orienta y nos dice todo lo que tenemos que hacer", argumentó el experto.

"Lo mismo cuando el hago el check-out en el supermercado y pago con Mercado Pago sin tener que hacer la fila", añadió.

En ese sentido, De Vincenzi destacó: "las tecnologías generan mucho más trabajo. Lo que pasa es que el mercado laboral requiere una reconversión en los trabajos rutinarios y mecánicos. Cambia la función de los trabajadores".

"Hay que usar pero no abusar de la tecnología. Tiene que estar humanizada y servir para mejorar las relaciones entre las personas", recomendó el investigador de la UAI.

"Hoy el analfabetismo no se mide solamente en saber leer y escribir, sino también en poder acceder a la tecnología", concluyó.

-

Últimas Noticias

s