Tips para Emprendedores

PyMES: ¿Cómo aumentar mi productividad y rendimiento?

Las empresas que tienen muy presente estas variables, emplean métodos y tecnologías para tener orden sobre la gestión del tiempo y optimizar procesos. ¿Los tenés en cuenta para administrar tu negocio?
Existen hábitos de líderes PyMES que permiten mejorar la productividad. Es fundamental que organices tu día

Existen hábitos de líderes PyMES que permiten mejorar la productividad. Es fundamental que organices tu día, establezas prioridades y no abuses del multitasking.

Muchos líderes de empresas PyMES tienen en cuenta dos variables para gestionar el negocio y administrarlo con métricas y KPI: la productividad y el rendimiento. Ambas tienen un denominador común: el tiempo.

Sin duda, el foco está en los hábitos.

La pandemia trajo nuevas modalidades laborales que dieron mayor peso a la digitalización de procesos donde en muchos contextos veíamos la necesidad de seguir produciendo o en su defecto producir más y aparecieron las polaridades de trabajar menos por las distracciones en casa o trabajar de más.

Esto creó un reto sobre el derecho a la desconexión donde hay confusión en dónde empieza y dónde termina mi trabajo.

Te presentamos claves para mantener la concentración en acciones puntuales, evitar la dispersión y mejorar tu productividad.

Tips para mejorar tu productividad laboral

1. Organiza tu día.

Dedica los primeros 10-15 minutos de tu jornada para ordenar tus tareas en relación a tus objetivos por alcanzar.

2. Crea plazos.

Asignar horarios para tus tareas te ayudará a evitar la procrastinación y agilizar tus actividades según cómo organizaste tu día.

3. Establece orden de prioridades.

Seguro has escuchado sobre diferenciar lo “urgente” de lo “importante” y esto muy necesario.

Puedes apoyarte de elementos gráficos digitales o manuales (pizarrones, notas adhesivas, apps, etc.) que te apoyen en tener claridad para diferenciar este tipo de pendientes.

4. Identifica tus ladrones de tiempo.

Es importante no confundirlos con los breaks sanos y necesarios, pues éstos permiten el desarrollo de creatividad y mejorar la vitalidad para nuestro desempeño del día.

Sin embargo, podemos caer en muchas actividades improductivas o abuso del tiempo en ellas, principalmente.

5. Agenda tus pausas.

En relación al punto anterior, marca un horario para tus descansos y así como deberás respetar estos reposos, también deberás respetar tu horario laboral.

6. No abuses del multitasking.

Claro que es una gran capacidad el poder llevar varias actividades a la vez, sin embargo, hay una línea delgada con el sentido de insatisfacción y aparición de estrés.

Por ello, regula que esto no sea algo de todos los días.

Mejorar tus hábitos y compartilos con tu equipo de trabajo para ser más productivos tendrá múltiples beneficios. No solo para el ámbito laboral sino todas las esferas personales y, principalmente, incidirá de manera favorable en la reducción de estrés.

-

Últimas Noticias