Casos de Éxito

Venden waffles con forma de pene y el negocio les funciona muy bien con la ayuda de Instagram

Se trata de La Puntita, una local en Palermo que creó una experiencia instagrameable. Una apuesta audaz que emprendieron tres mujeres y un hombre de Colombia.
Gonzalo Otalora
por Gonzalo Otalora |
Tenes un negocio instagrameable convierte a los clientes en promotores gratuitos de la marca.

Tenes un negocio instagrameable convierte a los clientes en promotores gratuitos de la marca.

Si un amigo te cuenta que tiene la idea de abrir un negocio de waffles y tendrá dos cuadras de cola seguro responderás: Estás loco. ¿Qué tiene de diferente?, ¿Cuál es la innovación?, ¿Por qué la gente hará cola para comer waffles?

Ahora si el mismo amigo te cuenta que tiene la idea de vender waffles con forma de pene, probablemente abras los ojos y respondas: estás loco!!! pero ya con otro tono.

"Aquí la puntita no se chupa, se muerde" o "18 centímetros de felicidad", puede leerse en La puntita, el primer negocio en Argentina que vende waffles con forma de pene.

Está ubicado en el barrio de Palermo y es fácil identificarlo por la cola de gente que espera su turno para (acá está el chiste del negocio) sacarse una foto.

La Puntita no es un negocio gastronómico, es un negocio instagrameable.

Los consumidores no van a comer, van a exhibir en las redes sociales la excentricidad, curiosidad, humorada de estar “comiéndose un pene”.

Qué es La Puntita

La Puntita fue diseñado para crear una experiencia que pueda ser compartida en redes sociales. Un negocio audaz que funciona y muy bien. Sus fundadores son de Colombia, (tres mujeres, un hombre) y recuperaron la inversión en pocos meses.

Se inspiraron en la Pollería, tienda de España que comercializa un producto similar y se lo conoce como “el pecado más goloso”.

El mundo está cambiando. Las necesidades, los deseos, los problemas de la gente ya son otros. El gran secreto de La Puntita fue detectar la tendencia “instagrameable” y llevarla a la práctica en Argentina.

No sabemos si el negocio caerá en el olvido en unos meses o se prolongará, pero sus fundadores siguen apostando. Ahora están desarrollando la versión “femenina” del producto.

Futuro incierto o glorioso, imposible saberlo, pero lo cierto es que si querés hacer la diferencia con tu negocio presencial, lo primero que tenés que pensar es si es Instagramable, o Tiktokeable.

Si la respuesta es no, pues entonces es un buen indicio para repensar tu propuesta de valor.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCRFTAFBsMFP%2F%3Futm_source%3Dig_web_copy_link&access_token=EAAGZAH4sEtVABAK5UxaaqQDzu7hp0VgaF1tiJZCZC1K13bsvYFldshNQ2pXO6CP0QG1FsdtzsTy8SVCGi96WZAJyQZBA28d3eujaRD6174N4Nmr8tz5QXCfKaFeZCZBjIhuWR6MSFRPA5SavwZBqhd7VLULZAiX4BPmTlZB5Hx8JPrc772j82KGBmRAZCR5G9oJ798ZD

Un negocio instagrameable

Ser un negocio instagrameable convierte a los clientes en promotores gratuitos de la marca. Lo que significa un gran ahorro en posicionamiento de marca, y publicidad y al mismo tiempo impulsa el santo grial del marketing “el boca en boca”.

Hoy las marcas que crecen (sobre todo gracias a las redes sociales) son las auténticas, audaces y genuinas. Las que se animan ir un poco más allá.

Y vos, ¿cómo llamas la atención de tus clientes?, ¿con promociones y 2x1?

Ojalá este caso te inspire.

Pero atención, no se trata de provocar por provocar.

Se trata de crear una experiencia 360 y todo lo que haga y deje de hacer tu negocio este 100% diseñado para que nada quede librado al azar, hasta tomarte el tiempo de crear un gran hashtag que condense tu mensaje como hace la pollería “Nuestros waffles #TeDejaranConLaBocaLlena”.

-

Últimas Noticias