PALABRA DE DIVA

Susana Giménez y sus planes que dejan afuera a Buenos Aires

Instaladísima en Punta de Este, Susana Giménez habló con la prensa argentina donde se refirió a sus planes de vida a futuro. Cómo está hoy, superado el covid que la tuvo a mal traer, y qué tiene en mente para el 2022.
Susana Giménez y sus planes que dejan afuera a Buenos Aires

Instaladísima en Punta de Este, Susana Giménez habló con la prensa argentina en las últimas donde se refirió a sus planes de vida a futuro, donde reconoció que no extraña para nada Buenos Aires y que por el momento no tiene pensado volver a instalarse de manera permanente en Argentina.

Lo cierto es que durante el 2020, cuando se desató la pandemia de coronavirus a nivel mundial, la conductora argentina se fue a vivir a una de sus casas uruguayas y se instaló en Punta del Este, habida cuenta de que dada la situación sanitaria no haría su programa de televisión en la pantalla de Telefe, debido a que por su edad es una persona de riesgo. Allí, no obstante, terminó contagiándose del virus pandémico, lo que la llevó a una internación donde no la pasó nada bien pero logró superarlo.

Embed

Así las cosas, este lunes Ángel de Brito puso al aire una entrevista con la diva de los teléfonos desde LAM, donde Susana Giménez fiel a su estilo aseguró que no extraña nada de Buenos Aires. "No, estoy con mucha paz, viste. Yo he trabajado en mi vida, mucho, mucho, mucho. Alguna época en la que hacía el programa y durante el día hacía cine, era tremendo. Y cuando lo tenía al mediodía hacía el programa al mediodía y a la noche teatro, así que me parece que un poco de descanso también me merezco", dando a entender que no tiene intenciones de regresar por el momento al país.

Al mismo tiempo dejó claro que, al abrirse todo a partir del 1° de noviembre en el país uruguayo, sus amistades y familiares tendrán que ir a visitarla. En tanto, con relación a la salud de su amiga Mirtha Legrand, a quien debieron aplicarle dos stents tras algunos problemas cardiológicos a principios de mes, confió que si bien no habló con ella sí lo hizo con sus familiares. "No, con ella no tuve contacto. Le mandé mensajes y hablé todos los días con Marcela, y con Nacho también. Bueno hablo con todos, para mí son familia", cerró Susana.

Embed

Susana Giménez no quiere más hombres en su vida

Invitada al América Business Forum en Punta del Este, donde fue distinguida como 'Mujer ícono de América', este viernes Susana Giménez cerró la jornada charlando con el famoso presentador Ismael Cala. Allí repasó su carrera, su aspiraciones desde jovencita, su dedicación para llegar a ser quién es, así como también cómo transitó la enfermedad del covid y sus afectos, pero hizo un particular confesión sobre su vida amorosa que no dejó de sorprender al asegurar que ya no tiene ganas de amar.

Sincera por demás, fiel a su estilo, Susana Giménez le confió al anfitrión del evento cómo está después de haber transitado un covid complejo. “Me emociona sentirme viva, no solo en el escenario sino en el patio de mi casa”, aseguró la conductora. Al tiempo que confesó “Durante la pandemia sufrí como nunca en mi vida. El terror te penetra en el cuerpo al pensar que partís. Yo también tuve la oportunidad de zafar. Lloraba todo el día, eso te sensibiliza mucho”.

Embed

Claro que la vida amorosa de la diva argentina era un punto a abordar, sin duda. Así, mientras Cala quiso saber si se siente un sex symbol, Susana fue completamente sincera. “Sí, en mi momento sí. Ahora sería una ridícula", dijo risueña. Pero sobre su presente amoroso disparó segura de sus palabras “Yo no quiero tener un hombre más, estoy harta. “He sido amada. He amado menos de lo que me amaron. Aparte, a mí me gusta la gente más joven que yo, y sufrís, ya no se puede”.

Fue así que como para graficar sus palabras, la argentina lanzó “Una maldición árabe es 'Ojalá que te enamores', y es bastante cierta. O te meten los cuernos, o te engañan, o te afanan. Es la verdad”, generando una explosión de carcajadas en la platea. Para luego asegurar como para finiquitar el tema "Hay que amar de a dos, pero yo ya no tengo ganas".

Se habló de
s