De Enigma al smartphone

El museo de Informática inaugura una muestra virtual sobre espionaje

SpySpace recorre la historia de la tecnología que marcó la evolución de las comunicaciones en el siglo XX. Es en formato online, interactivo y multimedia.
Cámara fotográfica Soviética Zenit - Photo-Sniper.

Cámara fotográfica Soviética Zenit - Photo-Sniper.

Equipado con criptógrafos, cámaras y diversos equipos de espionaje utilizados durante la Primera y Segunda Guerra Mundial, así como en la Guerra Fría, el Museo de Informática de Buenos Aires “abrió sus puertas” virtualmente para que cualquier usuario, en cualquier lugar del mundo, pueda recorrer esta muestra sobre espionaje de manera ágil, intuitiva y dinámica ingresando a la web de la institución.

Al igual que todos los espacios culturales, el Museo de Informática de Buenos Aires, el más importante de Latinoamérica, tuvo que limitar sus visitas presenciales en el marco de la pandemia y buscar alternativas para sus exposiciones.

SpySpace muestra la evolución de la tecnología a lo largo de los años, tomando como base la criptografía, la combinación del arte y la ciencia para generar mensajes indetectables. De manera interactiva y mostrando la evolución de técnicas y equipamientos cada vez más sofisticados, esta experiencia permite conocer los secretos de los algoritmos desarrollados por el hombre para el espionaje.

Se podrán observar objetos históricos que forman parte del acervo patrimonial del Museo, todos utilizados para obtener datos importantes y que representaron hitos en el avance científico: desde la máquina Enigma utilizada por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial, hasta el smartphone, un poderoso dispositivo de espionaje que hoy todos tenemos en nuestro bolsillo.

Embed

“Entre los objetivos que tenemos en la muestra, queremos concientizar y fomentar la inclusión social de todas las edades acerca del uso adecuado de los nuevos sistemas de comunicación y los riesgos que estos implican, tales como el grooming, la extracción de datos, hackeo y suplantación de identidad, entre otros”, explicó Carlos Chiodini, uno de los fundadores del museo.

Y agregó: “En una sociedad donde obtener información es cada vez más importante, entender cómo se construye este conocimiento es la premisa que busca sumergir al público en una experiencia reflexiva”.

La muestra de espionaje e informática

Partiendo de la premisa de divulgación y concientización del Museo, la muestra se compone de una primera etapa que conduce al visitante por eventos del pasado con el fin de descubrir de qué manera individuos, corporaciones y naciones captaron, transformaron y utilizaron este conocimiento a través de la vigilancia, el engaño, la manipulación, la piratería, la encriptación, la astucia, los informes de inteligencia y las operaciones especiales.

Luego de ese primer circuito histórico, los visitantes seguirán su recorrido para entender cómo evolucionaron las herramientas tecnológicas hacia la más poderosa del espionaje actual: el teléfono celular, dispositivo que te acompaña en tu vida diaria y que conoce tu identidad, lo que hacés y lo que pensás, alimentando un mundo virtual que necesita de esta información para seguir desarrollándose.

Los objetos, que se exhiben con sus historias, permiten responder interrogantes como: ¿De qué manera se ganó la II Guerra Mundial? ¿Cómo operaban los espías en la Guerra Fría? ¿Qué rol tiene la tecnología en las guerras modernas? ¿Cómo es un espía hoy en día y qué herramientas utiliza? ¿Cuál es la diferencia con un hacker informático? ¿Cómo funciona la comunidad de hackers informáticos? ¿Cómo contribuyen los gobiernos y las empresas a nuestra seguridad?

En definitiva, una visita que permite comprender el misterioso mundo del espionaje y su relación con el hacking.

Se habló de
s