Brasil

El calvario en la cárcel del empresario que mató a un futbolista por acosar a su esposa

"Me torturan, me aíslan, me dejan sin visitas. En poco tiempo van a decir que me suicidé", denunció el hombre que ya lleva cuatro años preso.
Danie Correa

Danie Correa, el futbolista asesinado, junto a la esposa del empresario (Foto: archivo).

Audio nota
Escuchá la nota completa.
1 1.5 10 10

Powered by Thinkindot Audio

Edison Brittes Junior, el empresario que confesó haber matado al futbolista Daniel Correa en 2018, denunció haber sido víctima de abusos y torturas en la cárcel de Piraquara, en el estado brasileño de Paraná, donde espera el juicio por el crimen que cometió.

“Tengo que salir de aquí. Miren lo que me pasó: hace un año ya que me torturan, me aíslan, me dejan sin visitas. En poco tiempo me van a matar y van a decir que me suicidé”, dice el empresario en unas cartas dirigidas a sus familiares y reveladas por el sitio brasileño UOL.

Brittes, entre golpes, aislamiento y graves amenazas

Brittes está en prisión desde 2018, cuando agredió y mató a Daniel después de la fiesta de cumpleaños de la hija del empresario. Brittes afirmó que cometió el crimen para defender a su esposa, quien habría sido acosada por el jugador.

Daniel tenía contrato con el São Paulo, pero estaba a préstamo en el São Bento de Sorocaba. Brittes fue acusado de homicidio triplemente agravado, además de otros delitos relacionados con el caso.

Claudio Dalledone Junior, abogado de Brittes, usó esas cartas como un argumento para pedirle al Poder Judicial que sacara a su defendido de la cárcel. Brittes afirma que fue golpeado y amenazado por dos oficiales correccionales. También dice que recibió alimentos en mal estado y que se lo mantuvo en total aislamiento, sin luz, por períodos de hasta dos meses, además de haber sido cercenado su derecho a visitas.

"Querían raparme el pelo con una navaja para que pudiera ir a la visita, una ley que no existe, la inventaron para denigrarme", escribió el acusado en una carta de febrero de 2022. "Como me negué, me dieron 30 días de castigo por cometer una falta grave", grave. Ante esto, Brittes le pidió a su familia que presentara una denuncia policial por "amenaza y abuso de autoridad", que fue lo que finalmente sucedió.

Carta_Brittes.png
Un pasaje de la carta en la que Brittes relata las torturas (Foto: gentileza UOL).

Un pasaje de la carta en la que Brittes relata las torturas (Foto: gentileza UOL).

Las denuncias de Brittes dieron lugar a una investigación policial en Piraquara, la ciudad donde se encuentra la prisión, en la región metropolitana de Curitiba. Un médico forense descubrió que Brittes tenía moretones y cicatrices en todo el cuerpo después de informar sobre una de las supuestas sesiones de golpiza.

La policía investiga si los dos agentes acusados por Brittes realmente cometieron los actos denunciados. En un documento firmado por el policía Miro Guedes, el Departamento de Policía Criminal de Paraná, que se ocupa de las cárceles del estado, afirma que se respetaron los derechos de Brittes.

En una carta enviada a la Justicia, el jefe de seguridad de la prisión no negó ni confirmó los supuestos ataques, al tiempo que defendió su accionar.

Edison_Brittes.jpeg

"La PPL (persona privada de libertad) tiene todos sus derechos preservados, teniendo la posibilidad de socializar con los demás reos diariamente. No obstante, como la persona opta por no gozar del beneficio, permanece en su alojamiento", dijo Miró Guedes. "Esta división de seguridad insta a preservar los derechos y deberes de la PPL, así como a cumplir fielmente la Ley de Ejecución Penal - LEP y el Estatuto Penitenciario del Estado de Paraná - EP/95", agregó.

El problema, según la defensa de Brittes, es que Miro Guedes es uno de los agentes acusados de los ataques. “Parece que estamos como en la fábula del zorro que cuida del gallinero y asegura que todo esté bien con las gallinas”, bromeó el abogado Cláudio Dalledone, que espera que acepten la solicitud de traslado penitenciario.

El mes pasado, al analizar el pedido, el juez Paulo Roberto Goncalves de Camargo Filho afirmó que no se opone al traslado, pero que depende del análisis del Departamento de Policía Criminal de Paraná (Deppen).

Cómo fue el crimen del futbolista Daniel Correa

El 27 de octubre de 2018, Daniel Corrêa fue asesinado a golpes después de asistir a una fiesta de cumpleaños en São José dos Pinhais, en la región metropolitana de Curitiba. Su cuerpo fue encontrado parcialmente decapitado y castrado en una plantación de pinos de la ciudad.

El crimen conmocionó a la sociedad por la crueldad aplicada por el comerciante Edison Brittes, quien asumió el crimen alegando haber matado al deportista para defender a su esposa, Cristina, quien habría sido atacada por Daniel.

s