Chubut

La increíble transformación de la argentina que quiere ser sirena y las brutales críticas

Paula Olmedo tiene 30 años, vive en Chubut y practica el "mermaiding", una actividad poco conocida pero que ella practica y busca convertirla en su profesión.
Paula Olmedo

Paula Olmedo, la "sirena" argentina (Foto: @unasirenaenelsur).

Audio nota
Escuchá la nota completa.
1 1.5 10 10

Powered by Thinkindot Audio

Sirena en entrenamiento. Así se presenta Paula Olmedo en su cuenta de Instagram, una joven argentina de 30 años que vive en Esquel, Chubut, y practica una actividad poco conocida: “mermaiding”. Este deporte consiste en nadar imitando los movimientos de las sirenas, con las piernas juntas y con impulsos que parten desde la cadera.

Nacido en China hace menos de una década, el “mermaiding” se popularizó tanto que en Estados Unidos ya se convirtió en un deporte oficial reconocido. En la Argentina, en cambio, es toda una novedad. En ese marco, aunque la mayoría de los mensajes que recibe son elogiosos, Paula también debe lidiar con los “haters”, quienes con comentarios despectivos cuestionan su actividad.

"Cómo se nota que en la Argentina falta trabajo" o "conseguite un empleo honesto", son algunos de esos mensajes que se pueden leer en determinados posteos que la joven publicó en Instagram, Facebook o TikTok.

Paula_sirena_dos.jpg
Paula sueña con poder convertirse en una sirena profesional (Foto: @unasirenaenelsur).

Paula sueña con poder convertirse en una sirena profesional (Foto: @unasirenaenelsur).

Una usuaria, incluso, se detuvo en el detalle del lugar de residencia de Paula para criticarla: "Como chubutense me da vergüenza. No porque se crea sirena, sino porque se cree sirena a 628 kilómetros de la playa más cercana".

Ante esto, la joven, que trabaja como maestra jardinera, decidió no quedarse callada y responder. "Hola, soy yo. Para los que les preocupa: estudié dos carreras y trabajo de lunes a sábados. También voy a terapia, tomo agüita todos los días y no me meto en la vida de los demás. Recomiendo", escribió la chubutense en Twitter tras las críticas.

Al margen de los cuestionamientos, Paula quiere seguir adelante con el sueño de convertirse en una “sirena profesional”, aun cuando en la Argentina son pocos los profesores que ofrecen clases de "mermaiding" dentro de sus cursos de buceos.

s