Una mujer mexicana es la víctima fatal del tiroteo en el desfile del Super Bowl en EEUU

Una mujer mexicana es la única víctima fatal del tiroteo ocurrido ayer en la ciudad estadounidense de Kansas, donde además fueron heridas otras 22 personas durante una disputa en los festejos por la obtención del Super Bowl por parte del equipo local de fútbol americano, confirmó hoy la canciller del país latinoamericano, Alicia Bárcena.

"Ayer (miércoles) hubo un tiroteo en Kansas City a las 14:00 (17 horas horario Argentina), y en el tiroteo fue atacada o baleada una mujer, Luisa González Galván, hija de mexicanos, que lamentablemente falleció en el hospital cuando la estaban operando, sacándole la bala, y también fue herido un niño hijo de mexicanos", expresó la jefa de la diplomacia en conferencia de prensa, en compañía del presidente, Andrés Manuel López Obrador.

Por su parte, el jefe de Estado expresó sus condolencias a la familia de la víctima.

"Aprovecho para enviar mi pésame a los padres de la mexicana que perdió la vida en la balacera de EEUU", dijo López Obrador ante periodistas, según consignó la agencia de noticias Sputnik.

La canciller manifestó su consternación por el deceso de la mujer y adelantó que la cartera de Relaciones Exteriores ofrece la asistencia consular pertinente.

"Estamos muy consternados, estamos muy atentos en el consulado de Kansas para apoyar a la familia en todo lo que se requiera", dijo Bárcena.

La cadena de televisión estadounidense ABC fue la primera en reportar ayer el deceso de una persona citando al Departamento de Bomberos de la ciudad, pero no detalló su género, nacionalidad u origen.

La unidad de bomberos informó por su parte que ocho de los heridos tienen "riesgo de vida inminente", mientras que otros siete tienen riesgo de vida y otros seis tienen heridas leves.

Las autoridades informaron de dos personas detenidas, ambas armadas.

Luego del tiroteo, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, hizo un llamamiento público al Congreso para que avance en una ley que prohíba el uso de las armas de asalto.

El hecho tuvo lugar ayer cerca de la estación de trenes Union Station, donde momentos antes los jugadores del equipo de fútbol americano de los Chiefs saludaron a los aficionados.

Tras escucharse los disparos, la Policía pidió desde su cuenta en la red social X que "cualquier persona que se encuentre cerca abandone la zona lo antes posible", e indicó que "dos personas armadas" fueron detenidas tras el incidente.

Un hombre vestido con un pantalón rojo se encontraba entre los detenidos.

Los aficionados se apresuraron a huir del lugar mientras la policía trabajaba para desalojar Union Station, en un final caótico para lo que era un alegre desfile de la victoria de los Chiefs, en el que vencieron al equipo de los 49s, de la ciudad de San Francisco.

Antes, cientos de miles de aficionados vestidos de rojo habían saludado al mariscal de campo de los Chiefs, Patrick Mahomes, y a sus compañeros de equipo mientras recorrían una ruta de tres kilómetros, en una procesión de autobuses de dos pisos envueltos por confeti rojo y dorado.

Mahomes, que en un momento dado empuñaba una lata de cerveza y el trofeo Vince Lombardi, y varios jugadores de los Chiefs se bajaron de los autobuses para saludar y tomarse selfies con los aficionados, muchos de los cuales empezaron a hacer fila antes del amanecer para conseguir las mejores posiciones para verlos.

FUENTE: TELAM